Desde este martes, 8 de marzo, hasta el próximo día 16, el IES Francisco García Pavón de Tomelloso acoge una exposición histórica sobre la lucha por los derechos de la mujer, en la que se recoge un recorrido entre el feminismo y el sufragismo. Según ha explicado el propio centro, la intención del Departamento de Historia con esta exposición es reflejar el recorrido de las mujeres hasta conseguir el voto en distintos países, reivindicando por el camino su papel en la sociedad. Sociedad que no es plena si falta la mitad. Para ello hemos diseñado unos paneles en los que aparecen mujeres representativas de estos movimientos a lo largo de los siglos XVIII, XIX y XX. También paneles con curiosidades durante estos periodos y una colección de carteles antiguos.

Antes de la Revolución Francesa hubo mujeres que de manera individual, plantearon reivindicaciones a favor de la igualdad femenina, un ejemplo es la española Josefa Amar cuyo pensamiento reflejó en sus obras. A partir de 1789 estas voces se alzan de manera colectiva y se recogen en el documento “Derechos de la Mujer y de la ciudadana” de 1791 que publica Olympe de Gouges. De manera contradictoria los años de revolución y reivindicación de derechos habían olvidado a la mujer en este proyecto liberador.

Para alcanzar un derecho tan importante como el voto femenino, las mujeres tuvieron que romper las barreras discriminatorias que las separaban de los hombres y plantearse qué lugar querían ocupar en la sociedad, para Wollstonecraft por ejemplo, la clave para superar la subordinación femenina era el acceso a la educación con el que alcanzarían un plano de igualdad con respecto a los hombres pudiendo desarrollar su independencia económica accediendo a trabajos remunerados.

Los cambios políticos, económicos y sociales que vinieron unidos a lo que los historiadores han denominado “Segunda Revolución Industrial”, iniciada en la década de 1870, provocaron una clara aceleración del movimiento feminista en el último tercio del siglo XIX.

Otro elemento clave lo constituyó la incorporación de la mujer al trabajo durante la Primera Guerra Mundial para sustituir a los hombres que habían marchado al frente. La consciencia de su valor laboral y social alentó sus demandas del derecho de sufragio.

Los principales objetivos del movimiento feminista siguieron siendo los mismos:

Picazo de Nova / TurboSeguros

El derecho de voto, la mejora de la educación, la capacitación profesional y la apertura de nuevos horizontes laborales, la equiparación de sexos en la familia como medio para evitar la subordinación de la mujer y la doble moral sexual.

Durante el siglo XIX y principios del XX, el feminismo español tuvo como movimiento social una menor envergadura que en la mayoría de los países desarrollados europeos.

Vinícola de Tomelloso

Clara Campoamor y Victoria Kent dieron lugar al gran debate sobre el voto de la mujer en España, sus discursos fueron los grandes protagonistas del debate que tuvo lugar el 1 de octubre de 1931 ante las Cortes. Ellas eran políticas, feministas y defensoras del derecho al voto de las mujeres, pero con posturas contrarias.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí