En los últimos años en nuestro país conviven dos fiestas totalmente diferentes y que conviven en armonía, por mucho que nuestros mayores se quejen del dichoso «jalogüin».

Y es que Halloween, una fiesta anglosajona, ha entrado con fuerza en España en los últimos años, ya que los peques de la casa, les gusta mucho la temática de esta festividad, que más que nada, consiste en disfrazarse, dar sustos y conseguir sus chuches favoritas, y todo esto, obviamente arrastra a muchos padres y madres para hacer pasar un rato divertido a los niños. La hostelería, sobre todo bares de copas, también aprovechan para decorar el local con esta temática y dar un toque diferente a sus bares durante estos días.

Por otro lado, está la tradición del día 1 de noviembre, Festividad de todos los Santos, para honrar y recordar a todos los difuntos, en los que se suele ir al cementerio para tal fin. Además, también cuenta con tradiciones gastronómicas, en estos días es típico comer dulces como buñuelos de viento y huesos de santo, también, en Tomelloso es muy común, degustar castañas asadas, nueces, etc., de hecho, puede ser que, en la Plaza de España, o alrededores, ese día, y quizás alguno más, tengamos puestos ambulantes vendiendo dichos frutos secos.

Prefiera vivir la fiesta de una manera o de otra, también los hay que aprovecharan el puente para irse a hacer turismo o, incluso a la playa, todo puede convivir, como hemos dicho al principio, en perfecta armonía, ya que lo más importante es el respeto, y es que hay tiempo para disfrutar de cualquier modo este día festivo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here