El Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha contará con 2021 con un presupuesto de 29,3 millones, un «nuevo récord» de cuantía para esta institución y que supone un 22% de subida con respecto al del presente año. Del total del presupuesto, 17,5 millones irán destinados a la lucha contra la violencia de género, 14,6 de los cuales se emplearán en la red de centros y recursos de acogida para las víctimas.

Así lo ha detallado este viernes la consejera de Igualdad, Blanca Fernández, que ha presentado a la Comisión de Economía y Presupuestos de las Cortes regionales los números del Instituto previstos para el próximo año en los presupuestos de la Junta.

Fernández ha comentado que la subida neta del presupuesto del Instituto de la Mujer asciende a 5,5 millones, «muy lejos» de los 14,5 que tenía en el año 2015.

La consejera ha detallado que los 14,6 millones empleados en la red de recursos del Instituto se dedicará a, entre otras cuestiones, continuar mejorando la protección de las víctimas, seguir trabajando en la igualdad y en mitigar la brecha de género y en mejorar la línea de subvenciones, «que ya ha crecido desde 2015 un 3.000%» pero que, con la llegada de los fondos europeos Next Generation, podría alcanzar una subida del 6.000%.

«Estas cifras demuestran el esfuerzo inversor en un contexto de crisis económica que no hemos usado como excusa para recortar», ha enfatizado la consejera.

En cuanto a los fondos que pueden llegar desde la Unión Europea, Blanca Fernández ha aseverado que se ha hecho una estimación «muy cauta» de cinco millones de euros, aunque ha señalado que podrán gastar más dinero porque el Ministerio de Igualdad ha diseñado una partida de 190 millones de euros para las comunidades autónomas de cara a poner en marcha planes de corresponsabilidad.

Entrando en detalle, la responsable de Igualdad ha destacado incrementos como el del capítulo 2 del presupuesto en un 7%, que está dedicado a acciones como el Programa Contigo de atención a mujeres que han sufrido agresiones sexuales, o el programa de atención psicológica a menores que han sufrido o sido testigos de la violencia machista.

En este capítulo también se incluye un fortalecimiento de la estrategia de formación, la sensibilización en la corresponsabilidad y una iniciativa para conocer la situación de la brecha de género de las mujeres rurales de cara a poner en marcha «medidas quirúrgicas que sean acertadas» para corregirla. De igual modo, esta subida del 7% permitirá reforzar el programa de acompañamiento a las mujeres que salen de los recursos de acogida hacia una vivienda tutelada, que «necesitan esos apoyos y esa intervención».

Por su parte, el capítulo 4, otro de los destacados del presupuesto y en el que se incluye la red de recursos de acogida y centros de la mujer, ve aumentado su presupuesto en un 29%, pasando de 16,2 millones a 21 millones de euros.

En concreto, la partida para los centros de la mujer y los recursos de autonomía será de un 5%, habiendo también más dinero para partidas como las ayudas de autonomía o las 12 líneas de subvenciones, que crecerán un 65% alcanzando los 2,9 millones de euros. Estas partidas se utilizarán para trabajar en la promoción de la igualdad y la concienciación en temas como la mutilación genital, la trata o la brecha de género.

Finalmente, Blanca Fernández ha explicado que el presupuesto de su consejería no solo irá destinado al Instituto de la Mujer, ya que desde el Gobierno regional no quieren «renunciar a la transversalidad» y a poner de relevancia la igualdad en todas las iniciativas de todas las consejerías.

En este sentido, ha citado algunas de estas acciones, como los recursos de alquiler para víctimas a través de la Consejería de Fomento, o el convenio con la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas y la FEMP para la formación y la creación de planes de igualdad en las entidades locales, así como para acciones culturales.

EJECUCIÓN DEL 2020

En cuanto a la ejecución presupuestaria de 2020, Blanca Fernández ha asegurado que alcanza el 86% a fecha de 18 de noviembre, mientras que de la que ha dado cuenta en la sesión de la Comisión es la de fecha 30 de septiembre, cuando era del 76,6%.

En este punto, ha manifestado que dichos datos demuestras que los presupuestos en materia de igualdad son «realistas y ambiciosos», ya que «en un momento tan complicado como este, con las consecuencias tan negativas que ha tenido la COVID-19 para las mujeres, ha permitido no solo cumplir con los compromisos adquiridos cuando diseñamos los presupuestos sino también responder a situaciones derivadas de la pandemia».

GRUPOS POLÍTICOS

Por parte de los grupos políticos, la parlamentaria de Cs Úrsula López ha criticado la baja ejecución de algunas de las partidas del Instituto de la Mujer en el presente ejercicio presupuestario.

Sin embargo, ha querido reconocer la «labor tan importante» que se desarrolla desde el Instituto de la Mujer y su «gran aportación» a la sociedad castellanomanchega.

Mientras, la diputada del PP María Roldán ha considerado que el presupuesto crea a su partido «incertidumbre y dudas», quejándose de la baja ejecución de las partidas en presupuestos anteriores. «Van a incrementar partidas. ¿Para qué, si luego no ejecutan nada?», se ha preguntado.

«Mucho me temo que dentro de un año, cuando volvamos aquí, la situación tan difícil que ya están viviendo muchas mujeres será aún peor», ha comentado, demandando que las cuentas atiendan a las empresarias y emprendedoras que han tenido que cerrar sus negocios con motivo de la pandemia, así como a las que enfrentan problemas de concliación laboral y familiar.

Por su parte, la diputada socialista Charo García Saco ha felicitado a la consejera por el presupuesto y su incremento del 22% para el año próximo.

En este sentido, ha considerado que el aumento presupuestario supone «una gran apuesta por igualdad y contra la violencia de género» que, a su juicio, no se puede obviar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here