El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha asumido este miércoles el riesgo de que se produzcan brotes en centros educativos, pero ha trasladado un mensaje de tranquilidad a las familias y ha insistido en la necesidad de reanudar la educación presencial.

Illa ha insistido en que la educación «es un factor de reducción de la desigualdad muy importante» y ha recordado a los padres las medidas consensuadas con las comunidades autónomas para garantizar un entorno seguro. «Recuperar la actividad presencial es un acuerdo de todos y hay que hacerlo así», ha indicado el titular de Sanidad.

El ministro ha rechazado, asimismo, las críticas por la tardanza en la transferencia a las comunidades autónomas de los 2.000 millones de euros de los fondos COVID para la educación. «Ese dinero fue comprometido y las comunidades sabían que lo recibirían, otra cosa es cómo se van formalizando los pagos, pero sabían que había ese dinero», ha indicado el titular de Sanidad.

Sobre las ayudas a los padres que no puedan acudir al trabajo por tener que cuidar a un hijo en cuarentena, Illa ha explicado que las ministras de Educación y Trabajo están viendo con las comunidades autónomas «cómo se puede completar el paquete de medidas que ya está vigente», en alusión a las bajas laborales y el programa ‘Me Cuida’.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre