Salones Epilogo
JCCM – CLM SABE DE VINOS – NOTICIA

Que deprisa está pasando este 2018 en el que estamos a las puertas de marzo y la Semana Santa se acerca con paso firme, nunca mejor dicho. Los más devotos y sentimentales de esta tradición viven esta festividad de una manera muy especial, para ‘sus adentros’, como hemos dicho antes con especial devoción y pasión. Procesiones que narran mediante el sentimiento local los distintos pasajes de La Biblia. Túnicas y pies descalzos como manera de sentir esos días.

Paralelamente se encuentra un sector de la población para la que la Semana Santa es un motivo perfecto para ir a casa de la abuela o de madre, ¿a qué? os estaréis preguntando, pues ponernos finos a rosquillos, torrijas y hojuelas. Y es que claro está que la Semana Santa empieza cuando ponen estos dulces típicos en los escaparates de las pastelerías o cafeterías. Quién no ha llegado de su lugar de trabajo a Tomelloso a finales de marzo y principios de abril y ha ido derecho a casa de su abuela a que le de la ‘propinilla’ y a comerse unas hojuelas.


Bodegas Verum

Pero esto no acaba aquí ya que compaginándolo con las procesiones y el olor a incienso que inundan las calles e iglesias, nuestra actividad en redes sociales en estas fechas es precisamente el subir los dulces que nos vamos a comer o el proceso en el cual ayudamos a nuestras familiares a elaborar el producto. Digamos que esa también es una manera de vivir la Semana Santa, desde el punto de vista gastronómico evidentemente, porque del potaje de Semana Santa ya ni hablamos…

Ese azúcar que traen todos los dulces, y lo que nos gusta, eso si es devoción! Luego nos acordaremos de no haber salido en algún paso para rebajar esos bocados de placer que nos brindan las personas más veteranas de nuestra familia, nuestras abuelas y abuelos.

EURO CAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here