Salones Epilogo

Sin duda una de las tradiciones más comunes, al margen de las doce uvas o los anillos en las copas de champagne o sidra, es la costumbre de llevar ropa interior de color rojo. Estamos habituados a que esta tradición, repetida cada nochevieja sea un símbolo de buena suerte o una manera de empezar bien el año nuevo que comienza.

Esta costumbre ha viajado a lo largo de los siglos hasta nuestros días ya que su origen está en la Edad Media. En aquella época el color rojo estaba terminantemente prohibido debido a su relación con el demonio y la brujería. Con el paso de los años y en contraste con el frío y el color blanco que caracteriza al invierno, el color rojo representaba la vida; un símbolo de buena suerte. A pesar de ello, aun continuaba el temor, sobretodo entre las clases medias-bajas de llevar expuesto el color rojo, por lo que decidieron llevarlo en su ropa interior para no levantar sospechas.


Virgen de las Viñas

Una tradición que ha durado hasta nuestros días y que ya es tradición cada nochevieja. En otras partes de la geografía mundial el rojo es sinónimo de pasión y lujuria, por lo que creen que el color adecuado para atraer la buena suerte es el amarillo.

Por lo que, a pocas horas de entrar en el nuevo año, qué es preferible, ¿el color rojo o el amarillo en nuestra ropa interior? Pues probablemente el color no importe tanto como la comodidad.

EURO CAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here