Es una ardua tarea ir contra la gran maquinaria de asesores y mediática con la que trabaja el gobierno socialista de Page y el propio PSOE. No son los mismos medios, los mismos recursos ni las mismas condiciones, pero todo eso da igual. El PP de Paco Núñez ha conseguido tomar la iniciativa política, ir por delante y plantear una agenda política en la región a la que el PSOE y el gobierno no tienen otro remedio que subirse.

Esto, por supuesto, no es fortuito. Detrás hay un gran trabajo que empieza en el puntal principal de la política de Núñez, en la escucha activa. Son innumerables las reuniones, los mensajes, las llamadas que desde el PP-CLM se hacen a la sociedad civil antes de plantear una medida o una propuesta. Por eso cobra un especial valor, porque sale de ese trabajo de escucha con la sociedad.

En las últimas fechas han sido varias esas propuestas, entre ellas un ambicioso Plan de Natalidad que pretende fomentar la natalidad y combatir la despoblación en las zonas en riesgo, todo ello a través de incentivos económicos para mujeres jóvenes. O la propuesta de apoyo a autónomos y pequeños comercios, un sector tremendamente dañado por la crisis económica derivada del COVID.

Es llamativa la inacción y la pasividad del Gobierno de Page, así como la indiferencia y el inmovilismo del PSOE en la región, que parecen esperar a que el PP-CLM plantee este tipo de iniciativas para saltar rápidamente a despreciarlas y tildarlas de ocurrencias para tener algún asunto del que hablar en sus ruedas de prensa.

Con esta actitud y la habilidad política del presidente Paco Núñez, se ha conseguido tomar la iniciativa política en Castilla-La Mancha, siendo el PP quien propone, quien plantea iniciativas y quien retrata tanto a gobierno como a PSOE que se limitan a decir que no a todo y a intentar (algo que no consiguen) ridiculizar dichas propuestas.

Nos hemos encontrado en la región con una situación inaudita, un partido de oposición que marca el ritmo de la actualidad política y que obliga al PSOE, partido que sustenta al gobierno, a ir por detrás y a ser un mero ‘contestador’ de las propuestas con las que Núñez lleva la iniciativa cada semana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here