Salones Epilogo

JJRubio2

Europa se encuentra centrada en resolver la crisis griega en estos momentos. A punto de acabar el plazo para salvar con éxito las negociaciones entre el nuevo gobierno Heleno y la Troika,  las posturas siguen enfrentadas. Descartada, en principio, cualquier condonación de la deuda, las discusiones se centrarían en la negociación del plan de ajuste y de los términos del propio préstamo, aunque los plazos son muy cortos. Con el vencimiento de la línea de préstamos del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera el 28 de febrero de 2015 se inicia un período difícil para la supervivencia aislada de la economía helena y sujeto a importantes incertidumbres sobre su futuro. Entre el 24 de febrero y el 20 de marzo el país ha tenido que hacer frente a vencimientos, renovaciones y devoluciones de préstamos por más de 6.600 m€, que han sido solventados a través de mecanismos de urgencia. La situación crítica para la economía griega es finales de abril donde se debería llegar a un acuerdo de renegociación o bien “parar el reloj” y canalizar via urgencia fondos para hacer frente a las necesidades financieras inmediatas para no declarar la bancarrota.


Bodegas Verum

Por su parte, el BCE, cumpliendo las expectativas creadas y con el beneplácito de los mercados, ha anunciado finalmente el QE (Quantitative Easing), es decir, la extensión de sus compras de activos a los emitidos por los gobiernos nacionales del área Euro, agencias e instituciones europeas. Las compras mensuales de activos son de 60.000€ entre públicos y privados, y el programa estará en vigor, al menos, hasta septiembre de 2016.

En todo caso, la inyección de liquidez al sistema, la depreciación efectiva del Euro y la caída de los precios del petróleo, así como los fundamentales de algunas economías europeas auguran una recuperación lenta pero encarrilada. Se están acelerando las tasas de crecimiento en Europa con una situación de estabilidad de precios. El crédito mejora gradualmente y las exportaciones continúan en terreno positivo. Esta conjunción de elementos hace ser razonablemente optimista sobre la robustez del crecimiento en los próximos meses.


DIPUCR – Tu mejor compra

En este sentido España lidera las buenas expectativas. La aceleración del crecimiento en los dos últimos trimestres debe prolongarse a lo largo de todo el año, basada en la mejora de la inversión en construcción, un mayor dinamismo del consumo privado y la incipiente recuperación del mercado laboral. En cuanto a la inflación, es previsible que se mantenga en tasas negativas durante buena parte del año debido al fuerte descenso del petróleo. Sin embargo, si consideramos la inflación subyacente o core, que no considera precios de energía y productos no elaborados, las tasas de crecimiento son ligeramente positivas en torno al 0,2% por lo que se puede hablar de estabilidad de precios compatible con un repunte cauto de los salarios reales. En todo caso, el impulso a la demanda vendrá especialmente por la reducción de la tasa de paro, el incremento de la población ocupada y el aumento de los salarios reales en función de la productividad.

Juan José Rubio Guerrero
Catedrático de Hacienda Pública. UCLM

EURO CAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here