Salones Epilogo

Cuando el bienestar de nuestros vecinos y vecinas no es una prioridad y parece que no es lo menos importante, pasan estas cosas. Cuando nos gastamos un millón y medio de euros que no tenemos, para comprar dos islas porque parece que es lo que más necesita ahora Talavera, pasan estas cosas. Nuestra Policía Local, nuestros bomberos y nuestros vecinos se merecen algo más de respeto. No se puede decir siempre para no arreglar o pagar nada, que no hay dinero ni forma de encontrarlo.

No hay para pagar las horas trabajadas desde hace ya un año a nuestros agentes del cuerpo de la Policía Local, como tampoco lo hay para que nuestros bomberos dejen de vivir en algo más parecido a un corral, con unas instalaciones y unos vehículos más propios de un país subdesarrollado o tercermundista, que de una Talavera del siglo XXI.


Vinicola Inline

Como tampoco hay para evitar los resbalones y tropiezos que sufren nuestros vecinos, día sí y día también, por culpa del mal estado de los pasos de cebra, aceras, carreteras…. o lo poco limpias que se encuentran bastantes zonas de nuestra ciudad, entre otras cosas.

Parecen estar bastante claras las prioridades de Jaime Ramos y llamativamente resulta que
están bastante alejadas de las prioridades que reclaman los talaveranos y talaveranas. Estaría bien que antes de “jugar al Monopoly” y buscar una buena portada o un buen titular en los medios de comunicación, se tenga algo más de respeto por nuestros agentes de la Policía Local. Estar al día en los pagos que se les adeuda y dejar a un lado la eterna excusa de falta de dinero para no pagarles. No hay dinero para ello pero sí para pagar vigilancia privada y sustituirlos en la carrera que se hará éste próximo día 31 de diciembre.


Farmacia Laura Mateos

También pido más respeto hacia nuestros bomberos y acordarse más de ellos, para que vivan y realicen su trabajo en unas condiciones dignas, como se merece todo profesional que presta sus servicios. Con mayor motivo cuando de ellos depende la seguridad o la vida de los ciudadanos Y como no, también más respeto para con nuestros vecinos y vecinas para que, de una vez por todas, puedan pasear por nuestras calles sin miedo a tener una caída o tropiezo debido al mal estado de los pasos de cebra, aceras, calzadas…, y dejen de sentir vergüenza de nuestros gobernantes, por tener una ciudad dejada, sucia, olvidada y abandonada.

Por todo ello pido un poco de sentido común; si hay poco dinero debiera destinarse para cubrir prioridades. Aquellas que realmente son necesarias, y no para ocurrencias y cubrir sueños y deseos personales de nuestro señor alcalde.

EURO CAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here