Un rescate en un accidente de tráfico, un incendio químico con espumógeno y un incendio en una vivienda. A estos tres simulacros se enfrentaron el pasado jueves los alumnos de la última certificación profesional impartida en Fergos, en Tomelloso.

Con motivo de la graduación de los alumnos, el Centro de Formación organizaba un simulacro en su campo de prácticas, ubicado en la CM-400 km 127, en el que los alumnos pusieron en práctica los conocimientos más importantes adquiridos durante el curso.

A la actividad acudió el delegado Provincial de Economía, Empresas y Empleo, Agustín Espinosa, quien pudo cerciorarse del buen uso al que se destinan los fondos aportados, y cómo los alumnos han adquirido las competencias profesionales prácticas necesarias.

Por su parte, Espinosa resaltó la alta empleabilidad de esta formación: “Este es un curso exclusivo en Castilla La-Mancha debido a las dificultades de contar con todos los medios necesarios. Por esto, la Junta de Comunidades de Castilla La-Mancha ayuda con medios económicos al centro, para llevar a cabo una correcta formación de los alumnos.”

El delegado estuvo acompañado por personal del centro, el director de Grupo CV (al que pertenece Centro de Formación Fergos) César Plaza, el coordinador de formación Jesús Bonillo, y por los bomberos profesores de esta certificación profesional, Marcelino Lomas y Ángel Jesús Gómez, ambos bomberos del Consorcio Emergencias Ciudad Real.

El simulacro, que duró casi toda la mañana, contó con estas 3 partes diferenciadas, importantes dentro del temario del Curso de Extinción de Incendios y Salvamento. Finalmente, la actividad transcurrió con total normalidad y los alumnos concluyeron con éxito todas las pruebas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here