Semilleros Tomiplant es la empresa que patrocina la Orden de Mérito del Club de Golf de Tomelloso. Ubicada entre los municipios de Tomelloso y Argamasilla de Alba,  cuenta con unas modernas instalaciones, de las que 9.700 metros cuadrados se dedican al invernadero y 800 metros a la nave de siembra, la cámara de germinación y otros espacios. Unas instalaciones de primer nivel en el sector de la siembra de planta de melón, pimiento, tomate, cebolla y sandía, entre otros productos. Regentada por tres socios: Eugenio Ruiz Moreno, Ángel María Palma Luna y Manuel Aguilar Maestre, Tomiplant es un indiscutible referente para los agricultores de comarca al ofrecer un producto que ha germinado en la misma zona donde será plantada, lo cual es una gran ventaja. Más de media docena de puestos de trabajos genera una empresa que suelen aumentar en las épocas de mayor producción.

Son los datos económicos de una empresa que en esta entrevista será protagonista por su apoyo al Club de Golf de Tomelloso. Uno de los socios, el cordobés, Angel María Palma Luna, nos atiende con cercanía y amabilidad por teléfono. “Este mes de enero, Tomiplant cumplirá cuatro años y desde el inicio decidimos apoyar al Club de Golf Tomelloso. Eugenio Ruiz, que es jugador, nos lo comentó a Manuel y a mí, y por supuesto, no pusimos reparo alguno para ser el patrocinador de la Orden de Mérito”.



El patrocinio al deporte siempre es digno de elogio, pero todavía más en los tiempos tan complicados que se viven ahora. Palma sostiene que “se debe dar importancia a las cosas que realmente merecen la pena y la actividad que se viene desarrollando en el Club de Golf de Tomelloso es una de ellas. Estamos muy contentos de apoyar al deporte y pensamos que es un dinero muy bien gastado porque otras veces se emplea en cosas más superficiales. El club está desarrollando un proyecto interesante en el que estamos encantado de poder colaborar”.

Ángel Palma no juega al golf, “pero pronto empezaré a jugar”, dice para añadir acto seguido que “continuaremos manteniendo del patrocinio de la Orden de Mérito del Club de Golf Tomelloso. Primero porque es una publicidad interesante para nuestra empres y segundo porque nos gusta estar cerca del tejido social de la zona en la que estamos trabajando”.



El socio de Tomiplant hace balance de estos primeros cuatro años de recorrido de la empresa. “Empezamos de cero, con los temores lógicos de si las cosas iban a salir bien o no, pero lo cierto es que estamos muy satisfechos de nuestra evolución. Hemos ido creciendo cada año, entre un 30 y un 35 por ciento de nuestra producción. Incluso en un año tan complicado por la pandemia, nos hemos sostenido bien. El campo es de los sectores que mejor ha aguantado esta crisis”.

“El golf me llena”



Con otro de los socios, Eugenio Ruiz, toca hablar más de golf, deporte que conoce y que practica siempre que puede. “Empecé a jugar hace quince o dieciséis años. Todo se gestó en una entrega de trofeos a la que tuve que acudir en mis tiempos de concejal en el Ayuntamiento. Me animaron tanto a jugar que ya regresé con los palos comprados”, explica.

Y como le ha ocurrido a otros muchos jugadores la implicación es total. “El golf es un deporte que me llena mucho. Me da tranquilidad, me permite desconectar y sobre todo es una actividad muy social en la que no se discute. Yo se lo recomiendo a la gente, sobre todo cuando alcanzas esa edad en la que los hijos ya son más independientes y te puedes permitir el lujo de dedicar toda una mañana a la práctica del golf”.



De su evolución como jugador habla con la modestia y humildad que siempre le ha caracterizado. “He ido bajando hándicap, de forma lenta y gradual, pero tampoco me distingo por ser muy competitivo. Por supuesto que me gusta ganar, como a todos, pero lo importante es el buen ambiente que se respira en el club y las buenas relaciones que se establecen con la gente”.

A Eugenio Ruiz le preguntamos por el proyecto del campo y tiene muy clara su respuesta. “No termino de entender porque el proyecto se ha estancado. Quiza sea porque nos ven como un deporte elitista, algo que está totalmente alejado de la realidad. Al golf se puede jugar a precios muy asequibles y es un deporte muy abierto. Para que el proyecto del  campo salga adelante solo se necesita voluntad política. Un campo de golf es algo muy beneficioso para la ciudad que lo acoge”.



Al final dedica unas palabras a la directiva y el conjunto de los socios. “Hay mucha gente joven que se está comprometiendo con el golf y el trabajo que se está realizando es my bueno. Se ven en la participación y en los resultados que están consiguiendo algunos jugadores”, concluye.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre