Por razones obvias, y como ya adelantó el 31 de marzo la Hermandad de la Virgen de las Viñas, este año 2020 ha quedado suspendida la Romería, y han tenido a bien, donar la partida destinada a la celebración a Caritas y la Residencia San Víctor.

Para muchos tomelloseros y tomelloseras, la Romería, es de los momentos que más satisfacción genera en el sentir tomellosano. Ya que es un fin de semana de alegría desbordante, de reencuentros con familiares y amigos, de hospitalidad con nuestros visitantes, de disfrutar tomando un pincho y un botellín en cualquier tasca de Pinilla y, como no, honrando a la patrona, en definitiva, nuestro fin de semana grande, y el que nos hace sentir orgullosos de ser del pueblo, y es que, aunque seamos una ciudad, los tomelloseros nos referimos al hablar de Tomelloso siempre como «el pueblo».

Así que este año, y en ausencia de festejo, tranquilos que ya vendrán más abriles, tengamos muy presentes a todos los que nos han dejado, a todos los hospitalizados, o los que están guardando cuarentena y destacar el sentimiento de felicidad por aquellos que lo han superado.

De igual manera estamos, y estaremos, siempre, muy orgullosos del equipo humano que forma nuestro hospital, han demostrado ser excelentes profesionales a pesar de la escasez de medios y de los duros golpes que se han llevado con esta pandemia.

Es de presumir abiertamente de que somos una ciudad solidaria, y es que han surgido decenas de iniciativas, ofrecimiento de voluntarios y voluntarias, dispuestos a hacer mascarillas, batas, mamparas, recaudar dinero, etc., incluso, los hay, que hacen los recados a nuestros mayores. Ensalcemos a los trabajadores, que pese al riesgo evidente de contagio, no han parado ni un día para que no nos falte de nada, y un agradecimiento, también, para los que han cumplido con el deber de quedarse en casa, todo esto es para sentir un tremendo ORGULLO TOMELLOSERO.

Y ya lo dice nuestro himno:

Hidalgo pueblo, por laborioso
bien te mereces este laurel,
tus fieles hijos de Tomelloso
de ti seremos heraldo fiel.

Mientras tanto, habrá que esperar para poder celebrar la próxima Romería.



Ojalá, mucho antes, podamos festejar, que estamos, todas y todos, sanos y que el COVID-19 es historia.

Queda un día menos.

P.D: Y como marca la tradición reciente de nuestra Romería, para el domingo, llueve.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre