[wpg]

Hasta el 22 de septiembre se puede ver en la Sala CICATO de Tomelloso, “Sin frenos y a lo loco”, exposición del artista manzanareño Juan Miguel Redondo, “Juanmi”. Una cuarentena de cuadros y varios montajes, forman esta exposición rompedora y, sobre todo, divertida.



Juanmi nació en 1979. Es un artista irónico, accesible y vehemente. Alejado de cualquier convencionalismo nos acompaña por la galería explicándonos sus obras. Hay un R2D2 hecho con un tonel, “una campaña de publicidad galáctica” para el vino de mi tierra. También ha traído unas cuentas cosas “que no tienen nada que ver”, es un artista plástico de una pieza, “modesto, pero me salen algunas cosas que están bien”.

Las pinturas de Juanmi son figurativas, “aunque pintadas a mi manera”, cada una de ellas cuenta una historia. “Necesito que lo que pinto tenga un contexto figurativo, sin límites, abstractos, no me gusta lo que me sale”.

Se licenció en Artes Plásticas en Cuenca y nos confiesa que hasta hace nada vivía de la pintura. Sonríe, ríe, somos incapaces de ponernos a hablar afectadamente, alejadísimos de la profundidad nos cuenta su proceso creativo.



Nos enseña las obras que ha traído expresamente para esta exposición. “El segador” que es una cosechadora; “El corredor de melones” y  “El machaca piedras del campo”. Esto es como lo veo yo, nos cuenta.

En otro momento de la conversación nos señala “yo no sé lo que pinto, ni lo que hago, pero tengo claro lo que quiero transmitir: que mi trabajo sea divertido, que para ello hay que ponerse serio”.

Amalia García escribía en “El Punto de las Artes” (y sin dudar hacemos la pieza nuestra) que tildar la obra de Juanmi de arte urbano “sería quedarse cortos”, su pintura posee un poso estético mucho más sólido.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre