Contin√ļa la ¬ępel√≠cula¬Ľ de ciencia-ficci√≥n del 2020. Parec√≠a que ya nos hab√≠amos olvidado de lo que era el Estado de alarma y ahora ha vuelto a nuestros d√≠as. Comienza la primera semana con un toque de queda que nos recuerda a los tiempos del confinamiento: calles vac√≠as, casi ning√ļn movimiento y el silencio solitario de quienes van o vuelven de trabajar.

Así es como se vivía esta primera noche laboral con el nuevo toque de queda en Tomelloso. Los bares y restaurantes echan el cierre y a las 23:00 horas todos los vecinos de vuelta a sus casas. De un momento a otro las calles se quedan desiertas, fruto de una nueva medida ante el aumento de casos de coronavirus.



Esta ser√° la ¬ęestampa¬Ľ que viviremos, como m√≠nimo, durante otras dos semanas, y que poco a poco iremos conociendo hasta cu√°ndo se prolongar√°. De momento, recordemos que las medidas de prevenci√≥n de hoy son el sacrificio para el ma√Īana, y que solo con el compromiso de todos evitaremos que este toque de queda vuelva a convertirse en un confinamiento general.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre