Dos acusados por un delito de tráfico de drogas se enfrentan el próximo miércoles, 23 de enero, a sendas penas de 3 años y 9 meses de prisión después de que en julio de 2017 fueran detenidos en un control de la Guardia Civil en Tomelloso portando sustancias estupefacientes.

Tras el primer cacheo superficial, los agentes encontraron en el bolsillo del pantalón de J.S.O. una bolsa de plástico que a su vez contenía cinco bolsitas-dosis de distintos tamaños preparadas para su venta –cuatro de ellas de heroína y una de cocaína–, además de que había debajo de la palanca de cambios una bolsa conteniendo heroína en roca.



En el vehículo también se hallaron 220 euros divididos en tres lugares distintos y en billetes diversos así como alambre para cerrar bolsitas y dos teléfonos móviles, «todo ello destinado o procedente de la venta ilícita de la sustancia intervenida», indica la Fiscalía.

Además, se da la circunstancia de que el mismo día, el juez ordenó el registró de la vivienda de J.S.O. por otros hechos –concretamente porque era sospechoso del robo en una casa habitada entre el 17 y el 20 de junio y para hallar efectos del robo–, y allí se encontró más droga, concretamente pequeñas cantidades de cannabis y heroína.

Por estos hechos, el Ministerio Fiscal considera que ambos son responsables de sendos delitos contra la salud pública, en la modalidad de sustancias que causan grave daño a la salud, y pide una pena de 3 años y 9 meses de prisión de cada uno de ellos así como multas de entre 800 y 1.000 euros en función de la cantidad de droga que se le encontró a cada uno.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre