El Ayuntamiento de Tomelloso está acometiendo, a través del área de Obras y Urbanismo, una segunda fase extraordinaria de renovación de imbornales (dispositivos de desagüe por donde se vacía el agua de lluvia de las calzadas) en la avenida Don Antonio Huertas, desde la calle Santa María a calle Orense. Los trabajos, que está desarrollando la empresa local Chaparro de La Hoz, han sido adjudicados por 10.500 euros

Esta nueva intervención, que contempla la renovación de unos 40 imbornales, se suma a la ejecutada en una primera fase, a punto de finalizar, desarrollada dentro del Proyecto Extraordinario de Renovación de Redes, con cargo a superávit de 2019, en esta misma avenida, en el tramo comprendido entre el barrio del Pilar (desde la esquina con la carretera de la Osa) y la calle Santa María. En total serán sustituidos, con estas dos actuaciones, en torno a 70 unidades.



Además de la sustitución de los imbornales existentes por otros nuevos, sifónicos, que permitirán reducir malos olores, sobre todo en verano cuando recogen menos agua, estas intervenciones incluyen también la limpieza de las tuberías y renovación o sustitución de éstas en el caso de que sea necesario, así como la limpieza de los alrededores de estas zonas de recogida de agua de lluvia, donde se acumulan raíces por el tipo de vegetación presente. De esta forma, aumenta la capacidad de recogida de agua pluvial y, al mismo tiempo, se mejora la accesibilidad para el peatón puesto que se evitan los charcos que se producen cuando las raíces lodan los desagües.

Las obras se están realizando en la época de otoño-invierno con el fin de reducir al mínimo posible las molestias que toda obra tiene y no perjudicar a la hostelería, minimizando las incomodidades que habrían supuesto estos trabajos para las terrazas si se hubieran realizado en verano.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre