Salones Epilogo

9 Encuentro Coral 34

La voz humana es el instrumento musical más perfecto. No en vano alabamos la excelencia del que se parece a los sonidos que salen de nuestra boca, pero no hemos conseguido fabricar ninguno tan versátil y sublime como el más común de todos ellos. Anoche asistimos a una prueba evidente de ese aserto: el Noveno Encuentro Coral Ciudad de Tomelloso. Organizado por la Coral de Conservatorio de Tomelloso y patrocinado por el área de Cultura del Ayuntamiento, el Teatro Municipal acogió esta reunión de voces que engrandecieron, aún más la música vocal. Además del grupo organizador, participaron Tutto voce de Segovia, Coral de Cámara Laminium de Daimiel y el Grupo Vocal Siglo XXI de Madrid.


Vinicola Inline

 “La música compone los ánimos descompuestos y alivia los trabajos que nacen del espíritu”, decía Cervantes y nos contó la presentadora, Loli Blanco. Como el tango, la Coral del Conservatorio de Tomelloso lleva veinte años componiendo nuestros ánimos. Es otra de esas particularidades de nuestra ciudad que la hacen grande y a sus vecinos afortunados. Bajo el signo de esas dos décadas se celebró el noveno encuentro. La presentadora enumeró los beneficios del canto coral, cantar en un coro es muy saludable, dijo, además, abundamos nosotros —y quedó demostrado una vez más este sábado— el corazón de las personas que cantan en un coro late al unísono y sus emociones se sintonizan.

A lo que vamos, la de este sábado fue una noche para alimentar el alma en la que disfrutamos de las cuatro formaciones y los cuatro músicos que actuaron en el encuentro. El cuarteto formado por José María García al piano, José Alberto Palomino al violonchelo, Arturo Sánchez al violín y Roberto Bravo a la percusión, además de acompañar al coro anfitrión, llenaron con su música el cambio de formaciones.  “Por una cabeza”, “My way”, “La vie en rose” y    “Somewhere over the rainbow”.



Las actuaciones corales empezaron por la formación anfitriona, dirigida por Marieli Blanco, que demostró una vez más su fuerza y perfección ejecutando las piezas del repertorio preparado. Fernando Calonge actuó como solista en la última pieza “Baba Yetu” de Cristopher Tin.

Los segovianos Tutto Voce, dirigidos por Miguel Gálvez pusieron el desenfado interpretando piezas populares, con gracia y soltura. Una suerte de King’s Singers a la española, se nos antojaron en algunos momentos de su actuación. Acabaron con un desternillante “Bolero dominguero”, fragmento de una chirigota gaditana.


DipuCR – Sabores del Quijote

El Coro de cámara Laminium puso la solemnidad a la noche. Con el primer número, la Lacrimosa de Calixto Álvarez, una cantante recorrió la sala, cantando, hasta el escenario, mientras interpretaban la pieza. Dirigidos por Pablo Dondarza, acabaron su actuación con “Dos poemas manchegos” de Juan Torres Grueso, a los que puso música Javier Busto.

Siglo XXI trajo la etnicidad, los sonidos del mundo al encuentro. La formación está dirigida por  Manuel Dimbwadyo, que se nombra como compositor cosmófilo. A nuestro juicio destacó  la última pieza “Freedom tradional spiritual”, la solista María Ángeles Luque hizo gala de una espectacular voz de góspel.



Para acabar, la concejala Ana Isabel Valentín, en representación del Ayuntamiento entregó unos recuerdos a los grupos participantes. La Coral del Conservatorio de Tomelloso hizo lo propio. Todos los cantantes y músicos en el escenario interpretaron, como apoteósico final “Spiritual medley”.

[justified_image_grid flickr_user=85117113@N04 flickr_photoset=72157660004337041]

EURO CAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here