Este jueves, 29 de abril, se celebra el Día Europeo de la Solidaridad Intergeneracional, y desde Fundación Elder no han querido desaprovechar la oportunidad para rendir un homenaje a las personas mayores.

Alumnos del CEIP San José de Calasanz y del CEIP Carmelo Cortés se han trasladado hasta la residencia con pancartas de apoyo, obsequios, la lectura de un manifiesto y bailes. Todo ello, en un acto emotivo donde no han faltado las lágrimas de algunos de los asistentes. Cumpliendo con las medidas de seguridad, puesto que los mayores estaban separados por vallas, los alumnos también han recibido varios obsequios por parte de los residentes.



«Para nosotros es una actividad muy emocionante», ha explicado el director de la residencia, José Manuel Sampedro, quien ha añadido que es la primera actividad organizada al aire libre desde el inicio de la pandemia. Se trata de una iniciativa que se ha llevado a cabo en más de 30 centros de ACESCAM, donde la generación más joven y la más mayor se unen en un homenaje conjunto.

«Los jóvenes y los mayores son los que mejor se han comportado durante la pandemia», ha afirmado Sampedro, sobre todo teniendo en cuenta que las personas mayores han estado más de 400 días sin poder salir de las residencias, y todo ello «con una paciencia y serenidad infinitas».



En cuanto al proceso de vacunación en la residencia, el director ha aclarado que no han registrado ningún caso positivo de coronavirus desde finales de 2020, y ha defendido la efectividad de la vacuna. Desde que comenzara el proceso de vacunación, desde el centro han podido vivir con más tranquilidad, aunque siempre sin bajar la guardia y continuando con las medidas de seguridad.

Por su parte, el presidente de Fundación Elder, Ramón Sampedro, ha agradecido la voluntad de los colegios de acudir al homenaje y «traer alegría a los mayores, que falta les hace», constituyendo así un día de emoción tanto para los alumnos como para los mayores.



Tanto la residencia como los colegios participantes esperan volver a reencontrarse el año que viene en este homenaje, aunque con otras condiciones y sin vallas de por medio que los separe. Por su parte, desde el Colegio San José de Calasanz también han querido dar las gracias por contar con su presencia, quienes también estaban deseosos de organizar una actividad complementaria con los alumnos y quienes se preguntan ‘qué mejor manera de hacerlo que acompañando a los mayores’.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre