Durante la tarde de ayer, Tomelloso ponía fin a sus Carnavales con el tradicional Entierrro de la Sardina. Terminan así, por tanto, estos días festivos de celebración y de diversión. Y con el fin de estas fiestas, viene el balance de la misma: más de 1.000 personas desfilando por la calle o más de 1.500 niños poniendo color son algunos de estos datos.

El concejal de cultura del Ayuntamiento, Raúl Zatón, ha explicado que las fiestas de este año han venido caracterizadas por su gran participación ciudadana. Así, comenzaban los carnavales con un cambio de recorrido en la Avenida Antonio Huertas, una medida que, según el concejal, ha gustado mucho porque permitía disfrutar de una avenida amplia no solo para participar de ese desfile, sino para pasear.



Más de 1.000 personas desfilaron por las calles de Tomelloso en el desfile de Carrozas y Comparsas del pasado sábado, a lo que habría que sumar la participación de 1.500 niños que durante la mañana del domingo «pusieron color y diversión a ese gran desfile escolar«. «Los colegios se superan a ellos mismos y sacan lo mejor que saben hacer», ha expresado Zatón.

Durante la tarde, daba comienzo las Máscaras Espontáneas, en las que los vecinos de Tomelloso fueron capaces de demostrar su creatividad e imaginación a través de «disfraces muy dispares».


Advertisement
Advertisement

 

AUTOS LOCOS, DRAG QUEEN Y LA SARDINA

Empezaría por tanto la programación de este semana, en la que «el lunes pudimos ver la gran apuesta que hacer las peñas de nuestra localidad no solo en Tomelloso, sino llevando el nombre de Tomelloso por toda la provincia», ha aseverado el concejal. A estos eventos habría que sumar los Autos Locos y el IV Concurso de Drag Queen, repleto de vecinos que acudieron a disfrutar de las actividades.



Por último, la quema de la sardina ponía, durante la tarde de ayer, el broche de oro a estas fiestas, un evento que tuvo como beneficiarios a la Asociación de Diabéticos, una entidad joven que «necesita recursos para empezar a hacer sus actividades y poder darse a conocer», ha afirmado el concejal.

Por su parte, Zatón ha asegurado que, en el caso del Entierro de la Sardina, poco a poco se va recuperando una tradición que año tras año cuenta con más asociaciones y más vecinos interesados en llorar el luto de este sardina que nos indica que habrá que esperar un año para volver a sacar los disfraces a la calle.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here