Luis Ramiro en CICATO 5

La sala CICATO estaba llena y en penumbra. Sobre algunas mesas había velas, tremulantes,  que contribuían a propiciar el ambiente. La expectación se notaba y nosotros, claro, rabiábamos porque no conocíamos al tipo, a Luis Ramiro y no podíamos participar de esa comunión.


MANCHATEL – FIBRA ORGANGE INLINE

Era la cuarta vez que venía a Tomelloso gracias a los haceres de José Luis Benito, que fue el que nos descubrió al tipo, a Luis Ramiro decimos. Y la primera que íbamos nosotros.

Comienza… y durante toda la noche, el tipo, con la honradez y el tesón que solo tienen los atléticos nos convierte en ramiristas convencidos y prosélitos.


Hidymec

Dos horas de música, poesía y humor. Porque el tipo, Ramiro, es un poeta. Pero no un poeta de estos que visten de negro y usan las esdrújulas, lo oscuro y la angustia vital en menos que se persigna un cura loco, ¡qué va! Hace poesía actualizando las situaciones y sin engolar el acorde ni la estrofa, usando palabras de ahora, acompasándolas a la guitarra y al ambiente, relatando circunstancias que nos pasan a cualquiera… poesía necesaria.

Además, va a editar un libro de poemas en nada, en ocho o diez días, compone sonetos principalmente. Directos, sentidos y nada melifluos, ni rebuscados, ni pretenciosos, ni altisonantes.


MANCHATEL – FIBRA ORGANGE INLINE

Novios que se besan, cuarentonas (o quizás más) que se desmelenan, aplausos, risas, compadreo… El tipo, Luis Ramiro, relató que cuando le preguntaban por qué venía a Tomelloso él contaba que era porque sus conciertos terminaban en orgía, todos nos reímos… pero resultó verdad. Acabaron todos cantando, apasionados, entusiasmados y desenfrenadamente.

A ver si la próxima vez podemos participar de esa orgía. Porque como decimos, el tipo nos ha hecho ramiristas convencidos.



[justified_image_grid flickr_user=85117113@N04 flickr_photoset=72157642092032954]

EURO CAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here