Durante la jornada de ayer, la antigua estación de Renfe de Tomelloso acogía una mesa redonda sobre las condiciones laborales de los temporeros. Organizada por Cáritas Tomelloso y el Ayuntamiento de la localidad, ha reunido a representantes de asociaciones que se integran en la Comisión de Flujos Migratorios, siendo estos los competentes para realizar acciones de control y mejora de sus condiciones.

Para Carmen Pilar Burillo, trabajadora social de Cáritas en la ciudad, el objetivo de esta mesa redonda es «poner de manifiesto la realidad que viven las personas temporeras que acompañamos y para proponer buenas prácticas en materia de alojamiento».



«Escucha su historia. ¿Tú vivirías en estas condiciones?» es el lema de este año utilizado por Cáritas para plantear a las personas qué condiciones damos a los migrantes en la localidad.

Por desgracia, esta situación no solo se vive en Tomelloso, sino que también afecta a diferentes lugares del territorio nacional. Así lo ha puesto de manifiesto el técnico responsable del programa Personas sin hogar y vivienda de Cáritas Española, Enrique Domínguez, quien ha expresado que así se rompe y se vulnera el derecho a la vivienda.

Por ello, ha reivindicado la necesidad de trabajar con el Estado, los sindicatos y las entidades sociales para poner en valor a estas personas y a esta realidad, quienes viven en asentamientos con condiciones indignas.

«Vemos cada año a gente durmiendo en el campo, en tiendas de campaña, sin alta en la Seguridad Social, sin documentación», ha explicado Rafael Muñoz, de la Ejecutiva Provincial de Industria de CCOO, quien ha reclamado que no se les trate «como animales» y ha defendido que merecen «dignidad, con salarios y condiciones dignas».

Para Muñoz, hay una triste realidad que rodea la situación de los temporeros, y es que «lo que no se ve no existe». Por ello, y teniendo en cuenta que acostumbran a trabajar dentro de naves, se ignora esta realidad que «no se ve» de cara a la población general.

Por tanto, «hay que visibilizarlo, conocer qué herramientas crear conjuntamente, con qué medidas atajar la problemática», ha ejemplificado Noelia Serrano, secretaria de organización de COAG-CLM, teniendo en cuenta que las administraciones tienen las herramientas pero estas no funcionan, por lo que hay que crear nuevas medidas.

Por su parte, desde el Ayuntamiento de Tomelloso sí que se ha llevado a cabo una iniciativa de alternativa de alojamiento, y es el albergue municipal, que abre del 1 de agosto al 16 de septiembre y permite que 50 personas eviten dormir en tiendas de campaña o en el suelo. «Necesitamos gente que venga a trabajar y a cotizar», ha aseverado Juan Bautista Alarcón, trabajador social del consistorio, «por lo que inmigración sí, y regulada».



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre