Manuel Buendía, además de colaborador nuestro en su sección “La cocina y vinos de Buendía”, es uno de nuestros artistas favoritos, y siempre es interesante escuchar sus palabras, por eso le hemos hecho esta entrevista con la que queremos comenzar una serie de entrevistas a personas notorias para que nos cuenten sus quehacer cotidiano en éstos días. Esta primera va de mi cuenta, y para las siguientes, le paso el testigo a el.

Sabemos que Buendía es muy activo en las redes sociales y en el espacio cultural de Tomelloso. Además de gastrónomo es ante todo un artista plástico, que ha elegido la acuarela como medio de expresión plástica, pero sus actividades van más allá, pues es el presidente de la Asociación de acuarelistas de Tomelloso y comarca, en cuyo taller desarrolla varios cursos de acuarela y técnicas sobre papel. Ésta asociación está empezando a ser un referente cultural de la comarca por todas sus actividades. También era profesor de “dibujo y técnicas pictóricas” en la Universidad Popular de Ossa de Montiel, hasta que comenzó la epidemia del COVID-19, trabajo que tuvo que abandonar por ése motivo. Esta entrevista es quizá algo más intimista que otras que le hemos hecho, pero la situación actual se presta bastante a ello.

Jesús Benito: ¿Que tal estás llevando el confinamiento?

Manuel Buendía: La verdad es que lo estoy gestionando bastante bien, dadas las circunstancias. El hecho de disponer de todo el tiempo para mí, está siendo positivo a nivel personal, y reparto las horas del día en leer, escribir, preparar proyectos, investigar sobre gastronomía, y sobre todo a pintar. Estoy pintando muchas horas al día, y eso hace que pueda abstraerme en parte de la tragedia que estamos viviendo. También estoy en contacto permanente con mis alumnos, e intento ayudarles a distancia con sus trabajos, algo que me reconforta, porque la mayoría están trabajando mucho y muy bien.

Otra cosa importante es que al convivir en el mismo edificio que mis padres paso mucho tiempo con ellos, e intento ayudarles, protegerles y aprender de ellos, algo que me hace sentir muy bien. Lógicamente echo mucho de menos la vida normal. Volver a las clases, a hacer deporte con mis compañeros del equipo de veteranos de basket, al igual que a mis compañeros de la Sociedad Gastronómica de Tomelloso, y por supuesto ver a los amigos y al resto de la familia. Pero la parte más negativa está siendo la emocional, he perdido a algunas personas queridas, y tuve a mi hermano un mes en el hospital con un contagio bastante grave, del que afortunadamente ya ha salido.

J.B.: Sabemos de tu compromiso con la sociedad, y tu vertiente solidaria, de hecho organizamos contigo una subasta solidaria por internet de dos cuadros tuyos con el objetivo de recaudar dinero para ayudar a instituciones que luchan para paliar los daños del COVID-19. También has organizado una exposición virtual solidaria en la que donabas el 50 % de lo recaudado para el mismo fin. Cuéntanos ¿cómo ha ido?

M.B.: Lamentablemente no ha ido como yo esperaba, hay que entender que las circunstancias actuales no son propicias para vender cuadros, aunque el dinero sea para causas solidarias, pero ha sido una gran decepción, pues sentía la necesidad de ayudar, y ésta es la única forma que tengo de ayudar, donando obras mías. A pesar del fracaso sigo esperanzado, y me he puesto en contacto con varias organizaciones y asociaciones, como Cruz Roja y otras, para ofrecerles mi ayuda en forma de donación de cuadros.

J.B.: También has estado muy activo con la Asociación de acuarelistas de Tomelloso y Comarca durante el confinamiento, y vemos en las redes sociales tu interés por divulgar la cultura y el arte ¿Este confinamiento te ha inspirado a tanta actividad?

M.B.: Hicimos un vídeo utilizando la imagen de las ventanas cómo símbolo del confinamiento, en el que cada artista pintaba una ventana, y cómo al final éramos doce acuarelistas, por lo tanto fueron 12 obras, se me ocurrió emparejarlas con los signos del zodíaco y las leyendas grecolatinas en torno a ellos, también asociándolo todo a la suerte y el azar. Después hicimos otro vídeo-exposición virtual para conmemorar el día del libro, para unir arte y literatura, cada uno hacíamos la ilustración de un libro. Era una forma de promocionar la cultura en general como un medio muy interesante y ameno de pasar el confinamiento.

Por mi parte también he empezado a hacer comentarios sobre Arte en las redes sociales, hablando de artistas o de estilos artísticos, con ejemplos visuales, y explicaciones cortas y sencillas, para intentar acercar al público al mundo del arte.

También he trabajado un poco en el proyecto de mi libro de recetas manchegas, pero veo que me faltan horas y no hago todo el trabajo que quisiera.

Ciertamente éste confinamiento me ha inspirado a compartir mis pasiones, e intentar sacar lo mejor de las personas, ya que otros muchos intentan lo contrario. Intento poner un poco de cordura y emociones positivas ante tantas desgracias.

J.B.: En cuanto a tu trabajo: ¿Cómo ha afectado la situación a tu obra? ¿Qué proyectos tienes para el futuro?

M.B.: He descubierto que de alguna manera he cambiado mi forma de afrontar la pintura. Me he dado cuenta de que mis pinturas actuales son más sencillas de elementos, y más limpias, estoy haciendo experimentos con la acuarela y la tinta china, y jugando con materiales arriesgados como son la lejía, el amoníaco, el alcohol y la glicerina. También he descubierto que la mayoría de las pinturas que he hecho están inspiradas en lugares tan lejanos como África y Asia, imagino que estoy en un punto de transición. Los artistas son los testigos y relatores de su momento histórico, pero también somos nuestro propio espejo. Siempre les digo a mis alumnos que deben buscar en su interior y sacar lo que tienen dentro, hay que hacer una especie de streep-tease emocional para que nuestra obra sea sincera.

En cuanto a los proyectos de futuro, no tengo ningún proyecto. Creo que la mayoría de la población estamos en éste momento bastante perdidos, y somos conscientes de que aún no hemos superado la pandemia, y que después de la pandemia vendrá la dura realidad, que será una crisis económica dura, pero por otro lado, creo que en muchos aspectos la sociedad tendrá otros valores que nos ayudarán a superar ésta crisis. Soy muy aficionado a la historia, y los acontecimientos históricos me inspiran mucho, y me ayudan a meditar. Estamos viviendo la tercera guerra mundial, pero ésta vez el enemigo es invisible. Después de las dos guerras mundiales anteriores los países vivieron una crisis económica muy grande, pero también la recuperación fue muy rápida. Lo que si creo es que deben cambiar las reglas del juego, y el mundo no puede volver a funcionar de la misma manera que lo ha hecho hasta ahora. Ésta pandemia ha venido a demostrar que la globalización y el sistema de capitalismo salvaje actual son insostenibles. Otra cosa que me ha afectado mucho es ver cómo la mejor generación de nuestra historia, la de nuestros padres y abuelos, esos que han luchado para hacer de éste país lo que es, son los que peor parte se han llevado, y la enfermedad se ha llevado a muchísimos de ellos por delante, y creo que deberíamos escucharlos un poco, porque tienen mucho que decir. Temas como el medio ambiente y la sanidad deben ser prioritarios, de la misma manera que los países deben intentar ser más autosuficientes, y que la deslocalización industrial ha sido un desastre. Hay que ir a una economía más cercana y sostenible. En todo caso no tengo la preparación ni los conocimientos necesarios para hacer valoraciones universales. Lo único que deseo es que después de esto seamos una sociedad más solidaria,  que dejemos los sectarismos a un lado, y que aprendamos a relativizar un poco más.

A nivel personal, espero de mi futuro, volver cuanto antes a mis clases y seguir haciendo lo mismo que hasta ahora, intentar vivir de mis pasiones. No creo que mucha gente esté pensando en planes de futuro a largo plazo. Lo importante ahora es sobrevivir y continuar con nuestras vidas sin demasiadas cicatrices emocionales.

ALGUNAS DE LAS ÚLTIMAS CREACIONES DE BUENDÍA:

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here