La residencia de mayores Elder comienza a recibir visitas

Después de quedar libre de coronavirus el pasado viernes 24 de julio de 2020

Después de que la Residencia de Mayores Elder de Tomelloso se convirtiera, el pasado viernes 24 de julio de 2020, en centro libre de coronavirus, ya que todos sus residentes y trabajadores habían dado negativo en las pruebas de la COVID-19 (SARS-CoV-2) y, tras pasar un periodo de cuarentena de aproximadamente 15 días desde esa fecha, en el que no se ha producido ningún incidente a destacar, la Consejería de Sanidad de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha ha dado el visto bueno para que la Residencia de Mayores Elder pueda comenzar las visitas presenciales entre los residentes y sus familiares. Así pues y, tras 160 días de auténtica lucha contra la COVID-19 (SARS-CoV-2), desde que tuvieran conocimiento de su primer usuario positivo, durante el pasado mes de marzo de 2020, la Residencia de Mayores Elder comenzó ayer, lunes 17 de agosto de 2020, un nuevo periodo de visitas presenciales, con cita previa, entre residentes y familiares, en encuentros consecutivos cada hora.

En dichas visitas presenciales y, con el objetivo que la Residencia de Mayores Elder pueda continuar siendo libre de coronavirus, se están extremando todas las precauciones posibles, siguiendo las siguientes directrices marcadas por la Consejería de Sanidad de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.



1. Todas las visitas se realizarán al aire libre, en el jardín de la Residencia de Mayores Elder y sin acceder a ninguna de sus instalaciones.
2. Limpiarse los zapatos con lejía antes de comenzar la visita.
3. Desinfección de la ropa a través de spray con alcohol.
4. Toma de temperatura.
5. Lavado de manos con gel hidroalcohólico.
6. Sentarse en la silla más cercana a la salida.
7. Mantener siempre la distancia de seguridad.
8. Siempre con la mascarilla puesta correctamente.

Arco de los abrazos

De cara al inicio o el final de estas visitas presenciales, la Residencia de Mayores Elder ha habilitado un “arco de los abrazos” para que los residentes puedan abrazar “de manera segura” a sus familiares, después de aproximadamente 6 meses sin haber podido hacerlo. Se trata de un panel de plástico con mangas que se higieniza en cada visita y que permite que se puedan producir los ansiados abrazos entre mayores y familiares a los que, desde la Residencia de Mayores Elder, quieren volver a mostrar su agradecimiento, por su paciencia y constante comprensión durante estos difíciles meses.

Sin embargo y, aunque es cierto que los reencuentros que ya se están produciendo son un gran paso hacia adelante, en la Residencia de Mayores Elder tienen claro que aún queda mucho camino por recorrer y que hay que continuar extremando las precauciones y seguir protegiendo a un colectivo tan vulnerable frente al coronavirus como son las personas mayores.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre