La procesión de la mañana de Viernes Santo en Tomelloso, segundo año sin procesionar. Este año en confinamiento

Que no salga físicamente no quiere decir que no vayamos a recordar en imágenes y desde casa este día



El pasado año por lluvia, tuvo que ser suspendida a mitad de camino la procesión de la mañana del Viernes Santo.

Este año, la procesión no va a salir a las 11 de la mañana de la Parroquia de la Asunción de Nuestra Señora como estaba previsto. Pero que no salga físicamente no quiere decir que no vayamos a recordar en imágenes y desde casa este día.



El Viernes Santo es el día en que crucificaron a Cristo en el Calvario. En este día recordamos cuando Jesús muere en la cruz para salvarnos del pecado y darnos la vida eterna.

Algunos símbolos importantes de este viernes santo es el color morado que lucen los nazarenos y que cubre el crucifijo. Este color simboliza el luto.

Otro de los símbolos es que en la Iglesia, el Sagrario está abierto en señal de que Jesús no está.

“El Camino del Calvario”, sería la procesión que saldría (o no) esta mañana un tanto lluviosa por las calles de Tomelloso. Estaría liderado por el paso de “El Niño” que recordamos volvía a salir de nuevo en el año 2018, tras varios años de ausencia en la Semana Santa.

La Hermandad de la Oración Del Huerto seguiría con el paso de la Coronación de Espinas. Los costaleros de la Hermandad de Jesús con la Cruz a Cuestas portarían la imagen entre los nazarenos que vestidos de blanco y verde, nos encogerían el corazón. Jesús del Perdón a hombros de los fieles saldría a continuación junto a los penitentes de la Hermandad que irían uniformados de morado y marfil.

De fondo cornetas y tambores. Este año de la mano de la Unión Musical Ciudad de Tomelloso que se ha encargado de poner música a esta atípica Semana Santa.

La Hermandad de Jesús Pobre, uniformados de blanco y granate y portando el paso de “La Flagelación de Cristo, Jesús Pobre y Nuestra Señora de los Ángeles y San Juan Camino del Calvario”.

La Procesión se cerraría con la Hermandad de Nuestra Señora del Mayor Dolor, que ataviados de verde y beige cerrarían esta mañana de Viernes Santo.

Y aunque este año las saetas se tengan que esconder en los ventanales, los aplausos suenan cada día a las ocho de la tarde. Y aunque las procesiones no recorran las calles de Tomelloso no quiere decir que no salgan en nuestros corazones.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre