EL OCTAVO MANDAmiento

Ante la manipulación que se está haciendo de la convocatoria de la manifestación para este domingo en reclamación de soluciones para el Hospital de Tomelloso, la Plataforma Pro Servicios de la Comarca de Tomelloso y ante todo lo declarado en estos días por diversos agentes sociales y políticos, queremos aclarar algunas cuestiones.

El mensaje que nos transmiten es que se están produciendo avances en la voluntad del Gobierno Regional para mejorar la situación del hospital de Tomelloso y que la pérdida de médicos es algo habitual en los centros sanitarios, y que además, la conflictividad de la que acusan a la Plataforma, da mala imagen ante el inminente proceso de asignación de plazas a los MIR.

A día de hoy, los enfermos de cáncer de pulmón del Hospital General de Tomelloso se han quedado sin consulta, también enfermos crónicos y enfermos post-covid ¿Les decimos que esperen 15 días?

Pues esto es lo que nos piden a los habitantes de esta comarca.

Ante esto tenemos que decir varias cosas:

1ª.- Esta Plataforma reconoce y valora satisfactoriamente y apoya todas las conversaciones y todos los compromisos que se obtengan para mejorar cualquier aspecto del Hospital de Tomelloso y agradece los esfuerzos de mediación de cualquier cargo o responsable político que nos ayude en esto.

2ª.- No es cierto que la situación de pérdida de médicos en el Hospital de Tomelloso sea equiparable a la de otros hospitales, porque aquí, lo que suponen esas dimisiones por no saber dar a los médicos unas condiciones laborales satisfactorias, es la pérdida absoluta de un servicio, como es neumología, u otorrinolaringología, o la situación crítica de medicina interna que implica tener que contemplar la opción de cerrar camas y trasladar enfermos a otros hospitales. Decir que esto pasa habitualmente en todos los hospitales es querer engañar a los tomelloseros y tomelloseras y a los habitantes de esta comarca.

3ª.- Nos acusan de dañar la marcha de las negociaciones y conversaciones con los responsables del SESCAM, y que deberíamos esperar a ver si se van cumpliendo estas promesas y no manifestarnos. Nosotros como Plataforma de representación puramente ciudadana y sin interés político alguno no estamos pendientes de lo que pasa en los despachos, si no que estamos pendientes del malestar de los ciudadanos y ciudadanas que en este momento han asistido alarmados a una grave crisis en la asistencia sanitaria que proporciona nuestro hospital. Los políticos se reúnen en los despachos y toman decisiones, o las posponen. Los ciudadanos tenemos el derecho de manifestación para ejercer la presión que estimemos oportuna a los que tienen la responsabilidad de garantizar nuestros servicios.

4ª.- Nuestra manifestación no tiene por qué suponer ninguna ruptura de nada, si la voluntad política es la que debe ser, esa seguirá adelante, con manifestación o sin ella. Es decir, que si hay buena voluntad y compromisos estos no tienen porque dejar de cumplirse por el hecho de que salgamos a quejarnos a la calle. Otra cosa significaría que solo arreglarían el hospital de Tomelloso si nos portamos bien y no nos quejamos.

5ª.- Nos acusan de que podemos dar una mala imagen del Hospital de Tomelloso y entorpecer que vengan aquí médicos. Ahora va a resultar que la mala imagen del Hospital la da el ciudadano cuando se queja por un mal servicio. Nos piden disimular y hacer como que todo está bien, porque la culpa no es que el Hospital no funcione y no se sepa ofrecer buenas condiciones a los profesionales, si no nuestra, por decirlo.

6ª.- Se nos acusa de formar parte de una trama política. El tema de las conspiraciones da para mucho, pero la realidad de nuestro hospital es la que es, y da para poco, y coincidimos todos. Lo demás deja en mal lugar al que quiere valerse de esa cortina de humo.

7ª.- En cuanto a algunos medios de comunicación radiofónicos, algunos locales, hemos echado en falta que se nos diese aunque fuera solo un minuto de micrófono, para contrastar o responder a los discursos políticos que tanto espacio tienen en esos medios. No deberían silenciar noticias, que consideramos que lo son, como es la convocatoria de una manifestación, y como medio de comunicación y de información deseable, deberían haber dado cabida a más opiniones, intervenciones y sobre todo, conocer de parte de los convocantes de la manifestación sus razones y motivos, y que estos pudieran ser escuchados por los ciudadanos en general, y no solo ofrecer a los radioyentes la versión “oficial”. Desearíamos, no sabemos si ingenuamente, que no volviese a pasar.

Finalmente, cada cual a su función, desde el Gobierno Regional, dotar a este hospital como se merece y como requiere una instalación para poder decir que es un hospital general; la alcaldía del Ayuntamiento de Tomelloso, a ganar voluntades de los políticos de instancias superiores, en los despachos y con las negociaciones; y las coordinadoras, plataformas y demás asociaciones ciudadanas a estar al lado de los ciudadanos y ciudadanas en el libre ejercicio de sus derechos como el de manifestación cuando estimen oportuno, sin que esto sea motivo de “castigo” político.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here