Reproducimos íntegro el comunicado remitido por la Plataforma contra la gasolinera en zona residencial de Tomelloso:

El viernes 25 de octubre, algunos miembros de la Plataforma en contra de la construcción de una gasolinera frente al Parque Plinio, en plena zona residencial consolidada de Tomelloso, nos concentramos frente a la nueva construcción. Allí informamos a los vecinos que lo demandaron y fue un buen número de personas la que se acercó a firmar, dando su apoyo a nuestras reivindicaciones.



Antes, el miércoles 23 de octubre, un grupo de vecinos asistió al Pleno del Ayuntamiento, para exponer sus demandas en el turno de ruegos y preguntas. La alcaldesa, Inmaculada Jiménez y el concejal de urbanismo, José Ángel López, aún reconociendo que la ubicación de la gasolinera no es la más apropiada, respondieron que “lo que se ha hecho es correcto y legal”. El concejal del área explicó a los vecinos los trámites seguidos para la aprobación de la licencia, algo de lo que ya informó en una reunión mantenida con él el 16 de octubre.

De que el proceso sea “pulcro, extenso y garantista” no duda la Plataforma, ni de que para “revisar la licencia en una Junta de Gobierno tiene que haber un fundamento, que se incumplan cosas, que haya incorrecciones en el trámite o algún informe que no sea correcto”. No dudamos, pero queremos ver el expediente para contrastar y sobre todo, entender. Por ello, ejerciendo un derecho que garantiza el artículo 13 de la Ley 39/2015 de 1 de octubre,  un vecino pidió copia del expediente. Lo hizo tras la reunión mantenida el 16 de octubre en el Departamento de Urbanismo del Ayuntamiento. En ella, el concejal nos llegó a mostrar la carpeta con toda la documentación y aseguró que no se nos pondría ninguna traba para su consulta.

Sin embargo, el viernes 25 de octubre, el vecino que solicitó copia del expediente y que vive en la misma calle Antonio López García, donde tendrá salida y entrada la gasolinera, ha recibido una notificación en la que le piden “documento que acredite su interés para poder acceder al expediente referenciado”, para lo que le dan un plazo de “diez días hábiles”. Entendemos que se está, de algún modo, retrasando el mayor tiempo posible nuestro acceso al expediente. Las razones esgrimidas, la falta del citado “documento”.

La postura del Ayuntamiento de Tomelloso, contrasta con la adoptada por el consistorio de Palma de Río. Los vecinos de la ciudad cordobesa han contactado con nosotros, porque se enfrentan a una situación idéntica: la instalación de una gasolinera desatendida, con servicio 24 horas, en pleno centro urbano. Allí, han conseguido el compromiso de la alcaldesa, Dña. Esperanza Caro de la Barrera Martín, también del PSOE, que está facilitando el acceso al expediente y actualizar las normas urbanísticas (ver fuente: https://www.diariocordoba.com/noticias/cordobaprovincia/ayuntamiento-palma-rio-anuncia-paralizacion-obra-gasolinera_1329654.html). De todo ello se informó en el Pleno e incluso después, se facilitó un número de contacto a la Alcaldesa de Tomelloso, por si quisiera informarse del tema con su homóloga y compañera de partido.

Nuestra Plataforma sigue en contacto con Palma del Río y aparte, hemos recibido asesoramiento de la Asociación de Estaciones de Servicio de Ciudad Real, a través de la Federación Castellano-manchega de Estaciones de Servicio y la CEEES. Esta asociación nos ha remitido copia de una carta, enviada al Ayuntamiento de Tomelloso en abril de 2015, donde se les informó de la problemática de estas gasolineras desatendidas, adjuntándoles un informe técnico-jurídico, del que tenemos copia, con toda la normativa y obligaciones de estos establecimientos. También, del ámbito de acción que tienen los consistorios para regular su actividad. Esperamos que el Ayuntamiento haya tenido en cuenta dicho informe a la hora de tramitar el expediente, como vamos a comprobar, si se nos permite acceder al mismo. En caso negativo, deseamos que dicho informe sea recuperado y sirva de punto de partida para legislar y regular, actualizando el PGOU que data, no olvidemos, de 1984.

La gasolinera que se va a instalar frente al Parque Plinio, nos recuerda la CEEES, plantea un modelo de negocio polémico y puede incurrir en graves perjuicios al ciudadano. Entre ellos y siempre según la CEEES:

  • La destrucción de puestos de trabajo. Entre 2011 y 2017 se han abierto 1.300 nuevos puntos de venta de combustible en España, la mayoría gasolineras desatendidas. Sin embargo, el empleo en el sector cayó de los 54.800 empleados en 2014, a los 52.000 en 2017. En tres años se han destruido casi 3.000 puestos de trabajo. Esto se traduce también en una merma en ingresos a las arcas públicas en concepto de IRPF, entre 2014 y 2017, el Estado ingresó 57 millones de euros menos, el resultado de los puestos de trabajo que se perdieron (una gasolinera desatendida crea un empleo, por entre cuatro y cinco de una tradicional que funcione 24 horas).
  • El ahorro en puestos de trabajo es la base del beneficio de estas gasolineras, pero apenas repercute en el consumidor. Según la CEEES, teniendo en cuenta que el ahorro es de unos 2 céntimos el litro (datos de la CNMC y sumando los descuentos que ofrecen las gasolineras tradicionales por fidelización), llenando un depósito de cincuenta litros a la semana durante un año, el ahorro escasamente rebasaría los cincuenta euros al año. Desde la Plataforma, pensamos que un ahorro de cincuenta euros, poco más de diez céntimos al día, no justifica la destrucción de un barrio.


Según la CEEES, y a falta de contrastar, en estas instalaciones:

  • Nadie actúa de forma inmediata cuando se producen situaciones de emergencia, como incendio, derrame o rotura del surtidor.
  • Nadie controla (las 24 horas) que quien acude a una gasolinera desatendida observe las normas, como la prohibición de fumar o de repostar con las luces encendidas. Incumple por ello el Real Decreto 1905/1995, de 24 de noviembre, que aprueba el Reglamento para la Distribución al por menor de carburantes y combustibles en instalaciones de venta al público. La gasolinera, añadimos, está rodeada de viviendas, en un paseo transitado, ¿quién controla que un vecino, por ejemplo, fume en el balcón próximo, pasee por sus proximidades hablando con el móvil o haga una barbacoa en el patio de su casa, a escasos cinco, diez o cincuenta metros de surtidores y depósitos? ¿Se van a prohibir a vecinos y peatones estas actividades?
  • Un Circuito Cerrado de Televisión (CCTV) no permite controlar de un modo eficaz la instalación. Además, suponiendo que a través de las cámaras se detectara una infracción, ¿de qué manera se evitarían esas conductas?
  • No existe la posibilidad de poner una hoja de reclamaciones in situ tal y como establece el Real Decreto 1905/1995, de 24 de noviembre, que aprueba el Reglamento para la Distribución al por menor de carburantes y combustibles en instalaciones de venta al público.
  • Si un surtidor se avería, nadie pone un cartel (en ese momento) de “fuera de servicio”.
  • Nadie controla que el suministro se lleve a cabo en envases homologados y con límite de cantidad. Cuestión que recoge el Real Decreto 551/2006, de 5 de mayo, por el que se regulan las operaciones que se regulan las operaciones de transporte de mercancías peligrosas por carretera.
  • Se promueven situaciones de riesgo en instalaciones: robo, atracos, incendios, etc. Por ello incumple (dice la CEEES) el Real Decreto 551/2006, de 5 de mayo, por el que se regulan las operaciones de transporte de mercancías peligrosas por carretera.
  • Pone a disposición de posibles delincuentes/terroristas materias peligrosas que pueden utilizarse en atentados.
  • Buena parte de las personas con discapacidad (permanente o temporal) necesitan servicio atendido cuando acuden a repostar. Estos consumidores (3,5 millones de personas según datos del Observatorio Estatal de la Observatorio Estatal de la Discapacidad correspondientes a 2012) no podrán repostar, mayor parte del tiempo, en estas gasolineras desatendidas.

Esta es la información aportada por la CEEES. El expediente puede haber sido modelo de “pulcritud”, pero parece que las gasolineras desatendidas se mueven en terreno pantanoso. Los vecinos que forman la Plataforma, sabiendo ya que normativa debe cumplir la instalación y su próxima apertura, vigilarán y notificarán a quien proceda cualquier irregularidad. No le vamos a quitar el ojo de encima.

Para acabar, la Plataforma sigue recogiendo firmas entre los vecinos de Tomelloso. Hemos repartido cerca de 50 pliegos de firmas, ya tenemos muchos completos y  calculamos contar, por el momento y después de tan solo una semana, con cerca de 1.000 firmas. Estas firmas se presentarán en el Registro del Ayuntamiento en su debido tiempo, con las reivindicaciones básicas de la Plataforma que son:

  • Revisión del expediente de apertura de la gasolinera desatendida, situada entre la avenida Juan Carlos I y la calle Antonio López García, recordemos, frente al Parque Plinio, en zona residencial, junto a un almacén de pinturas y a escasos 200 metros de un colegio. Los motivos ya se han expuesto en nota de prensa y divulgado ampliamente.
  • Modificación puntual del PGOU para regular esta actividad y evitar la instalación de futuras gasolineras en zonas residenciales: porque no queremos que ningún vecino sea víctima de unas normas obsoletas.

Por último, la Plataforma pide la colaboración de todos los partidos políticos, que hasta el momento no se han puesto en contacto con nosotros, para facilitar el acceso al expediente y atender una demanda de sus vecinos y ciudadanos a la que se están sumando cientos de personas. Vecinos a los que representan y en los que reside, en última instancia, la soberanía.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre