En España, cada 20 minutos una persona experimenta un paro cardiaco, y los primeros 5 minutos de actuación son clave para el futuro del paciente. Así lo ha expuesto el vicepresidente de la Diputación de Ciudad Real, Francisco José Barato, quien ha asegurado que en estas circunstancias los desfibriladores se convierten en un recurso clave.

Por ello, desde la institución provincial han regalado hoy un desfibrilador a la Policía Nacional de Tomelloso. Acompañado por Iván Jesús Rodrigo y por el Subinspector Simón, Barato afirma que el objetivo de la Diputación es convertir a Ciudad Real en una provincia cardio protegida, una finalidad que también se busca en la política local, y por la que Tomelloso cuenta con varios puntos cario protegidos en calles con concurrencia pública.

El vicepresidente ha especificado que, para el próximo año, el objetivo es dotar de estos equipos a los miembros de la Guardia Civil y los bomberos, logrando así centrarse en el personal que vela y protege a la población.

Por su parte, desde la Policía Nacional han dado las gracias a la institución por este «detalle» que estará ubicado en el vehículo policial, y que siempre favorece al ciudadano. «Esperemos que no sea necesario utilizarlo», ha aclarado Simón, «pero en caso de que sea necesario, se pueden salvar vidas».



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre