Malestar entre los jóvenes ecologistas de Tomelloso con el nuevo Plan de Movilidad. Los portavoces de Juventud por el Clima han realizado una rueda de prensa en la calle Reverendo Padre Pedro, una de las primeras afectadas por la extensión de la zona ORA, para mostrar su indignación con la gestión del equipo de Gobierno local.

En un primer lugar, el coportavoz Tomás García, ha mostrado su enfado por “la falta de transparencia” con la que el Ayuntamiento ha elaborado el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS). Un plan que se encargó a una consultora externa en octubre del pasado año y que “ha pasado desapercibido para el pueblo de Tomelloso” hasta su aprobación en julio, “pagando ahora sus consecuencias más inmediatas”.



El vocero del movimiento ambientalista ha explicado que “en las ciudades modernas, con gobernantes inteligentes”, se ha aprovechado la pandemia del coronavirus para fortalecer los sistemas de transporte público, peatonalizar las calles comerciales o ampliar las líneas de carril bici. “En cambio, hemos visto cómo este Ayuntamiento ha cometido el error de apostar por el pasado”, ha defendido.

García ha echado en cara al ejecutivo socialista que “en lugar de fomentar los transportes alternativos, haya decidido ceder a los intereses de una empresa privada”, y ha asegurado que la ampliación “absurda” del aparcamiento regulado, que se extenderá por todo el centro de la ciudad manchega, afectará sobre todo en el día a día “a las personas con rentas más bajas”.



“No es, ni de lejos, la vía para abordar la transición ecológica”, ha afirmado el joven tomellosero, que posteriormente ha sostenido que “con medidas como la ampliación de la zona azul, no se cumplirán con los objetivos de reducción de emisiones de la Agenda 2030 ni con los del propio PMUS”.

Más carril bici y gestión pública del ORA

Le ha seguido el testigo el otro portavoz, Alberto Jurado; que ha enumerado una serie de medidas en clave propositiva y dirigidas al Ayuntamiento. Entre ellas, ha exigido la paralización con efecto inmediato de la extensión del aparcamiento regulado, comentando que “no se puede tomar una decisión tan importante sin tener en cuenta a los vecinos afectados”.



Además, ha propuesto la constitución de una ‘Mesa de Movilidad’ entre el Gobierno municipal y representantes de la sociedad civil; como pequeños comercios, asociaciones de barrio u organizaciones ambientalistas.

En la misma línea, Jurado ha defendido la necesidad de una revisión del contrato con Empark-Dornier, proponiendo que sea el municipio en un futuro el titular directo de la gestión de la zona ORA, “bien mediante la Policía Local o creando una empresa municipal al uso”.



Por otro lado, los jóvenes ecologistas han planteado la posibilidad de que en la presente legislatura y parte de la siguiente, se implemente una línea de carril bici “que vaya más allá de lo propuesto en el PMUS, extendiéndose por las principales arterias de la ciudad y en las calles lo suficientemente anchas, sustituyendo así la zona azul en desuso”.

Jurado ha hecho referencia a una encuesta de la propia empresa concesionaria, en la que “se demuestra que más de la mitad de las plazas de aparcamiento se encuentran habitualmente vacías”.



Para finalizar, el coportavoz del movimiento ha detallado otras medias que verían con buenos ojos los ecologistas, como la aplicación de un bono de 50€ por persona destinado a la reparación de bicicletas, el cierre al tráfico rodado de la Avenida Don Antonio Huertas los fines de semana y festivos o un plan de arbolado municipal.

Árboles de la Plaza del Carmen

Preguntado por los medios de comunicación sobre la reciente tala de los árboles de la Plaza del Carmen, García ha respondido que comprende que “aquellos árboles que estén enfermos y supongan un peligro para la seguridad vial, se tengan que cortar”.



No obstante, ha asegurado que, con ello, “no se pueden justificar intervenciones tan agresivas por parte del Área de Parques y Jardines, que han afectado también a ejemplares sanos”; y ha explicado que la existencia de árboles enfermos en el callejero de la ciudad se debe, sobretodo, “a la falta de mantenimiento y cuidados por parte de este Gobierno y de los anteriores”.

El miembro de Juventud por el Clima ha querido recordar además que esta no es la primera “tala salvaje” que ha realizado el ejecutivo de Inmaculada Jiménez; recordando las intervenciones con los chopos de la calle Francisco García Pavón con Lope de Vega y Matadero, o el espacio verde de la Reyes Católicos con Pedro Domecq, “donde solo quedó un árbol”.



Como conclusión, Tomás García ha exigido al Ayuntamiento que abandone “la palabrería y las notas de prensa” para dar paso a una “verdadera lucha contra el cambio climático”.

[pro_ad_display_adzone id=302388]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here