Salones Epilogo

jugadores 1

Jugadores, del dramaturgo Pau Miró, llegó este sábado a Teatro Municipal de Tomelloso dentro del programa Escenarios de Primavera del área de Cultura Municipal. De la mano de un póker de actores (nunca mejor dicho), Miguel Rellán, Jesús Castejón, Luis Bermejo y Ginés García Millán, contemplamos una comedia negra, ma non troppo, que recibió los aplausos del público que prácticamente llenó la sala.


Vinicola Inline

Cuatro personajes, distintos, que esconden más de lo que cuentan y unidos por el juego pondrán a prueba su particular amistad. Un barbero que tuvo que vender su parte de la barbería por las deudas de juego, sin trabajo y que se figura que su mujer se la pega: Jesús Castejón. Un actor en paro, cleptómano y adicto a los “blancos”, Luis Bermejo. Un enterrador, putero, que piensa en Irina, la prostituta ucraniana que le cuenta historias después de la faena (para nosotros, esos relatos son los pasajes más sugerentes y literarios de la obra) al que da vida Ginés García Millán. Por último, el nexo que une a tan particular cuadrilla, un profesor de matemáticas que tiene que ir a juicio por agredir a un alumno y del que hace Miguel Rellán.

jugadores 2


Selfietour – 50 sombras

Lo mejor de Jugadores, a nuestro entender, son los actores, su experiencia, solvencia, naturalidad, coordinación y, sobre todo, su  complicidad, hacen que merezca la pena ver la obra, incluso que se pueda disfrutar. Personajes peculiares con una personalidad bien solventada por los intérpretes, pero que manan de un texto que no llega al nivel de estos cuatro grandes de la escena. Salvo en contadas ocasiones, tuvimos la sensación de que los personajes estaban muy desaprovechados, pasando de puntillas sobre ellos.

La escenografía es la correcta, la cocina del profesor de matemáticas, muebles pasados de moda, café y botellas de ginebra. Y la mesa, claro, con cuatro sillas, una suerte de ágora donde los cuatro personajes anodinos y fracasados son algo: amigos.



Al final, aunque la obra nos pareció escasa, todo queda compensado por el trabajo de los actores. Sus dotes interpretativas y la naturalidad que muestran a cada momento nos hicieron salir del teatro con una sensación agradable. Y al público, reconocer con una ovación el trabajo bien hecho.

EURO CAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here