Un domingo más, y van cuatro, los hosteleros de Tomelloso vuelven a ocupar la Plaza de España para reivindicar el trato injusto que están recibiendo con las medidas de restricción para contener el virus. En esta ocasión, a las protestas anteriores se suma la polémica del uso del código QR para entrar en los bares y restaurantes.

Cabe recordar que desde el sector ya denunciaban que esta medida criminaliza a la hostelería y les vuelve a señalizar como foco de contagios, cuando ningún estudio avala que los bares y restaurantes sean origen de ningún brote.



Por su parte, los hosteleros de Tomelloso reclaman que si se pone en marcha este código, que se aplique a todos los sectores, incluyendo servicios como el Ayuntamiento, de manera que cuando haya un positivo deban confinarse en sus viviendas sin cobrar su salario (como ocurriría en el caso de los bares).

Para el sector, esta no es la solución, y reclaman que a pesar de llevar abiertos desde junio no han sido el foco de ningún rebrote y vuelven a defenderse como un lugar seguro para los clientes. Además, piden que si se quiere controlar a la población, que controlen a todos por igual y no continúen por el camino de poner tanto el foco en la hostelería.

De momento, el uso del cógido QR no será obligatorio hasta el próximo 12 de marzo, dando un tiempo de margen para que los usuarios se descarguen el código y para que los bares y restaurantes tengan la aplicación correspondiente. Sin embargo, desde la hostelería de Tomelloso afirman que ya ha habido clientes que se niegan a usarlo, por lo que temen que esta nueva medida les suponga más pérdidas cuando se implante finalmente como obligatorio.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre