Salones Epilogo

▶️▶️ síguenos en Telegram ◀️◀️

Los que ya tenemos una edad, recordamos de nuestra niñez las tortas de manteca, que dependiendo de la panadería eran ovaladas o redondas. Eran un recurso de nuestras madres a la hora de la merienda, con muchos menos conservantes y aditivos que los actuales bollos industriales.

Si bien no conocemos el origen del dulce, si que en nuestra zona se solían hacer en época de matanza. Con la manteca del cerdo elaboraban diferentes tipos de dulces, entre ellos este bollo o torta de manteca, o los mantecados. La gente llevaba esa manteca a sus casas y elaboraba este delicioso dulce.


Vinicola Inline

Como se hacía mucha cantidad de producto para aprovechar toda la manteca, con el paso de los días, al no poder consumirse todas, las tortas se secaban. Lo que se hacía entonces para que se volviese de nuevo esponjosa y sabrosa era calentarlas en las estufas durante unos minutos para que la manteca se fundiera en su interior y volviese a tener esa jugosidad y fuera de nuevo apetitosa.

Ya cuando uno tuvo algo más de conocimiento y su prioridad no era coger la torta y salir corriendo a la calle a jugar, lo que hacía era eso: calentar la torta en la plancha o en la tostadora, da igual que fuese recién comprada o después de unos días, provocando, además de que volviese a tener esa jugosidad al fundirse la manteca, la caramelización del azúcar que la recubre.


Banner – Ayto Tomelloso – Correntomelloso 2020

Aprovechemos estos días de estar en casa para volver a nuestra niñez y disfrutar de nuevo de las tortas de manteca que en J. Sánchez han vuelto a elaborar de forma totalmente artesana.

▶️▶️ síguenos en Telegram ◀️◀️


EUROCAJA RURAL PIE

Santiago Apostol

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here