Salones Epilogo

Félix Huertas Blanco expone en la Posada de los Portales hasta el 26 de mayo. Habíamos quedado con él para entrevistarlo. Cercano, sonriente y solícito nos cuenta como llega a la pintura,  lo que representa ser pintor en Tomelloso, del arte… y por supuesto hablamos de la tele, de su trabajo con Cruz y Raya antes y ahora con José Mota. Si la humildad es la cualidad de los grandes hombres, Félix Huertas es muy grande; mucho.

Huertas, ha expuesto, también, en el museo López Torres, ha colgado sus cuadros en infinidad de exposiciones por España y algunas en el extranjero. Desde 1978 los premios en diversos certámenes y concursos de toda la geografía nacional han sido una constante. En Tomelloso, ha conseguido en dos ocasiones premios en el certamen Artístico de la Cooperativa Virgen de las Viñas y otras dos, 1979 y 2008, en los certámenes de la Fiesta de las Letras que organiza el Ayuntamiento de la ciudad.huertas-tomelloso-1


Vinicola Inline

—¿Cómo llega a la pintura?

Era pintor de brocha gorda. Empecé a pintar muy joven, como el que comienza a tocar la guitarra de oído. Soy completamente autodidacta, no he dado clases de dibujo ni pintura nunca. Cuando acabé la mili dejé de pintar, estuve sin hacerlo hasta los treinta y tantos años. El gusanillo me hizo volver, vivíamos en un piso en Parla y todo eran inconvenientes. Regresamos a Tomelloso y empecé a pintar más asiduamente.


Farmacia Laura Mateos

Nunca he sido pintor de sábados y domingos: he pintado o no he pintado. El trabajar en la televisión, con Cruz y Raya y ahora con José Mota, me ha permitido dedicarme con mayor intensidad a la pintura. Los huecos entre programas o galas me han posibilitado trabajar días enteros con los pinceles, incluso ahora he estado tres años pintando exclusivamente.

—¿El ser un artista autodidacta tiene inconvenientes?


Selfietour – Budapest

—El hecho de ser autodidacta me produce inseguridad, siempre pienso que de haber estudiado tendría un apoyo, a nivel técnico. Los autodidactas pintamos como el tiempo nos ha ido enseñando. En mi caso, he ido aprendiendo a dominar mi técnica, o las mezclas, o los colores, pero siempre a mi manera y con la incertidumbre de si está bien o mal. Muchas veces me preguntan cómo consigo tal color, por ejemplo, pero no lo sé explicar, instintivamente lo hago en la paleta y no me cuesta trabajo conseguir el que busco, pero no lo sé explicar: trabajo por intuición.

huertas-tomelloso-2—¿Qué opina de la subjetividad del espectador? ¿Qué le parece cuando oye las interpretaciones de sus obras que hacen quienes las contemplan? 



—El espectador intenta buscar en el cuadro mucho más de lo que el pintor ha querido expresar. El artista, muchas veces, refleja simplemente un motivo bonito en un cuadro, sin más. Por cierto que han llegado a preguntarme que si pintaba por ordenador, o si eran litografías. Yo les pedía que me dijesen cual es el agujero por el que se le echa la pintura al ordenador.

—¿Se ha fijado en alguien, especialmente, para ir formando su estilo?


Diaz Valles

No, nunca me he fijado en nadie. Porque solo sé pintar de una forma, nunca he pintado acuarelas, ni carboncillo, ni pastel, ni témpera… siempre óleo. Es mejor saber algo de una cosa que muy poquito de muchas. Hago lo que he ido aprendiendo poco a poco. A pesar de eso, sí hay  pintores que admiro y me inspiran, Eduardo Naranjo, Salvador Dalí… pintores de este tipo. Empecé haciendo surrealismo y todavía lo hago… Pero solo como inspiración, no intento parecerme a nadie: ojalá y pudiese parecerme a alguno de los pintores que me gustan.

—¿Le ha sorprendido su éxito?


AMFAR – Atención de mujeres rurales con necesidades educativas o de inserción laboral

—….(duda) La verdad es que yo no sé si tengo éxito. Yo creo que el público viene a una exposición y, seguramente por cortesía, dice que le ha gustado…

Pero eso que usted señala no es medible, sin embargo si lo es el número de exposiciones que hace y los premios que recibe por sus cuadros.


Diaz Valles

—Sí… eso sí… pero yo creo que tengo suerte. También, porque hago una pintura que le gusta a la gente… lo de vender es otro cantar. El público aprecia mi pintura porque se divierte con lo que pinto. Eso no es tener éxito, es tener un poquito de suerte. Ya no sé si será lo mismo el valor plástico que tiene lo que yo hago, con relación a lo que le gusta al público… pero creo que es algo que no tiene nada que ver.

—¿Se puede vivir del arte?huertas-tomelloso-4

  —Se puede vivir si eres como Francisco de Asís… si no comes. De la pintura solo pueden vivir unos pocos, además ahora es un capricho, por así decirlo, no es como el pan que es necesario todos los días. También, la franja de público al que le gusta la pintura es poco extensa, gente dispuesta a hacer un sacrificio por tener una obra de “fulano de tal” en casa, no hay tanta.

—¿Se mueve bien en los “ambientes artísticos”?

Poco. Me da mucha vergüenza… y también pereza. Si tuviese treinta años tal vez tendría que hacerlo. De todas formas esto ha cambiado mucho en los últimos años, hay mucha saturación de exposiciones.

—El vidrio es su leitmotiv…

—Sí… tengo las estanterías de casa llenas de cacharros de vidrio…

—Entonces,  ¿pinta del natural?

—Sí, busco los motivos. En el caso del vidrio, monto el bodegón y lo fotografío. En el cristal el paso del tiempo y el cambio de la luz va modificando los reflejos. Luego los plasmo, modificándolos a mi gusto, llegando casi a la abstracción.  Cada fragmento de ese cuadro (señala un bodegón con objetos de cristal) es una pintura abstracta. Los reflejos los exagero buscando la abstracción.

—Vemos que tiene cuadros de temática urbana, incluso documentándonos para la entrevista hemos visto que ha ganado premios con esos cuadros.

—En La Roda gané el primer premio con una estación de metro y en Sigüenza también con un cuadro urbano. Me gusta mucho ese tipo de pintura.

—Usted ha conseguido muchos premios con su pintura, cuéntenos…

En el certamen de Virgen de las Viñas he ganado el premio local y el de Bodegas Verum. En los Certámenes Artísticos de la Fiesta de la Letras  he conseguido dos premios. También otros treinta y tantos… en Sigüenza, La Roda, Tomelloso, Villafranca de los Barros, Daimiel, Ciudad Real… el premio López Villaseñor también… No me acuerdo de muchos.

—¿En qué proyectos anda metido?

—No es imposible que prepare una exposición en la que todos los formatos sean grandes y los vidrios sean el motivo central. Incluso deformes y distorsionados… me apetece mucho.

huertas-tomelloso-5—Necesariamente tenemos que preguntarle, aunque sea al final,  por la tele.

—Llegué a la televisión hace muchos años, soy amigo de toda la vida de los productores que han sido de Cruz y Raya, los hermanos Heredia. Cruz y Raya necesitaban una persona para el vestuario, caracterización y todo eso… y que además sirviera de “padre espiritual”. Inmediatamente empezamos a trabajar, haciendo giras por toda España y enseguida tuvimos buen feeling. Inventábamos cosas durante las giras, en la furgoneta, palabras, sketches. Me uní en una simbiosis perfecta con ellos.

Cuando empezamos a hacer televisión, lo mismo. He estado unos años, cuando Juan y Jose se separaron, sin participar en nada, con ninguno de ellos, ha sido cuando más he estado pintando. Jose Mota me volvió a llamar porque quería que estuviese con él… y así ha sido.

¿Es usted el inspirador de Mota? Oyéndolo cuando actúa parece que uno esté debajo de los Portales.

—Él es que también es manchego, de Montiel y entonces no le cuesta mucho. Mota muy manchego, muy de pueblo. Congeniamos perfectamente y solo con mirarnos sabemos lo que queremos decir y hacer. Nos reímos mucho… somos muy gansos. Confieso que se me da mejor hacer el ganso que pintar.

—Ha estado en el Polo Norte, según se cuenta en internet…

Hemos estado grabando un programa de Desafío Extremo con Jesús Calleja y Ramón Larramendi en el Ártico, se podrá ver a partir de septiembre en Cuatro. Ha sido una experiencia maravillosa. He estado con gente que tienen tanto de superhombres como de humanos, acostumbrados a compartirlo todo y a no tener nada propio. Pasar unos días en una tienda de campaña con esas personas, y donde no hay cobertura, es la experiencia más interesante de mi vida.

—¿Hace tanto frío como parece?

—Se siente el miedo y la emoción,  el frío no. Miedo porque se pasa por lugares que aterrorizan si no estás acostumbrado. Emoción porque no hay fotos ni vídeos que puedan describir aquello si no lo vives en persona. Es impresionante, otro planeta.

Fotografías y vídeo:  Cyra Films

 

EURO CAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here