Efectivos de la Unidad de Seguridad Ciudadana (USECIC), pertenecientes a la Comandancia de la Guardia Civil de Albacete, han detenido a un varón de 38 años, vecino de la localidad ciudadrealeña de Tomelloso, como presunto autor de un delito contra la salud pública en la modalidad de tráfico de drogas.

Al detenido le fueron incautados 2.000 gramos de hachís que iban ocultos detrás del cuentakilómetros del turismo que conducía.



A raíz de un dispositivo operativo establecido por la USECIC de la Benemérita albaceteña, en la autovía A-30 (Albacete-Murcia), dentro del término municipal de Hellín, encaminado a controlar la circulación de personas y vehículos sospechosos de traficar con drogas y cometer delitos contra el patrimonio, se procedió a la parada de un vehículo que resultó sospechoso a los agentes que formaban parte del dispositivo policial.

Tras la identificación del conductor y único ocupante, se llevó a cabo el registro de sus pertenencias así como del interior del turismo, siendo un can detector de estupefacientes del Servicio Cinológico del Cuerpo, de nombre ARES, quien olfateó de forma insistente la zona del cuentakilómetros del vehículo.

2.000 gramos de hachís distribuidos en 20 paquetes



Tras extraer la consola del referido cuentakilómetros, uno de los agentes del operativo consiguió extraer del hueco interior 20 paquetes, de unos 100 gramos de peso cada uno, que contenían una sustancia marrón, de un olor característico, que tras ser sometida a un narcotest resultó ser hachís, arrojando un peso total de 2 kilos.

Con esta actuación la Guardia Civil ha impedido que las 6.000 dosis, que podrían haberse elaborado con el hachís incautado, fueran destinadas al tráfico de drogas y finalmente consumidas por nuestros ciudadanos.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre