cien años tren 4

El próximo 10 de septiembre se cumplen 100 años de la inauguración de la línea de tren entre Tomelloso y Argamasilla de Alba. Con ese motivo la Posada de los Portales acoge hasta el 14 de septiembre una exposición itinerante, con fotografías, documentos históricos, ilustraciones inéditas, maquetas a escala que muestran el ambiente de las estaciones, locomotoras, etcétera. Un repaso histórico documentado e investigado por Howard Gil Fresneda.



En la muestra se puede contemplar un resumen de 160 años de historia, desde mediados del siglo XIX, en el que se iniciaron los primeros proyectos de la línea férrea, intentando que llegase a Tomelloso. Todos esos primeros planes, señaló Howard Gil, fueron fallidos hasta 1914 en que Francisco Martínez “El Obrero”, consiguió traer el tren a Tomelloso.

La concejala de Cultura, María Dolores Coronado durante la inauguración, destacó el trabajo realizado por Howard Gil para reunir el material de esta exposición “de gran valor y que forma parte del acervo de Tomelloso”, que de otra forma no podríamos contemplar. La muestra nos traslada a una época muy importante para nuestra ciudad, señaló, descubriendo la sociedad tomellosera de aquellos años, siendo además un homenaje a Francisco Martínez “El Obrero”. A preguntas de los medios, Coronado señaló que cualquier ocasión es buena para reivindicar el tren para Tomelloso.

Coronado glosó la figura de Howard Gil, destacando que fue el ganador del Concurso de Cómic Alcazul del año 2010 y recibió el premio del cartel anunciador del Carnaval  2014.



Época de pioneros

Consta de una importante colección de fotografías y los esquemas y planos de aquella época que al autor de la exposición le recuerda la de los pioneros del Far West. Desde los planos y fotografías de la estación de Cinco Casas, que fue la de Argamasilla desde 1861, también hay imágenes de la situación antes de la construcción del Pantano de Peñarroya y las inundaciones que se producían.

Howard destaca las fotos de las locomotoras de gasolina que hacían el servicio en la línea férrea, algo muy importante aseguró, porque Tomelloso fue pionero en España —y seguramente en Europa— en el uso de los automotores, abuelos de los actuales “Cercanías”, a pesar de ser tardía su incorporación al ferrocarril. También refleja accidentes producidos en la línea, uno de ellos con más de 100 víctimas.



Iniciativa personal

Es una iniciativa personal del propio Howard Gil, realizada por puro hobby, explicó. Señaló que un tío abuelo suyo trabajó en vías y obras en Argamasilla de Alba. Howard nació dos años después de que se cerrase la línea completamente.

La exposición consta de unos paneles en los que está inscrita la historia de la línea hasta el final. En cuanto a las reivindicaciones actuales sobre la incorporación de Tomelloso a las líneas férreas, lo considera difícil,  pero no imposible, “ahí está El Obrero, que en su día la cosa fue también difícil”, si se lucha se puede conseguir.  En ese sentido, el autor reivindica la figura de Francisco Martínez, tan poco estudiada como la del tren que construyó.



Dos años de investigación

El trabajo de investigación y recopilación de material le ha llevado a Howard Gil más de dos años, pero destaca que hay poco material sobre la línea y se ha tenido que nutrir fundamentalmente del Archivo de RENFE en Madrid.

También presenta una serie de maquetas, hechas todos con residuos y hechas a mano, fabricadas para conmemorar el centenario y recrean  la primera época  de la línea y los años de mayor explotación.



[justified_image_grid flickr_user=85117113@N04 flickr_photoset=72157647243449632]



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre