Por segundo año consecutivo, debido a la pandemia de la COVID, no podrá celebrarse la tradicional romería de Tomelloso, declarada de Interés Turístico Regional. Hemos estado hablando con él para que nos cuente sus sensaciones y emociones contradictorias que la situación actual nos ha generado, ofreciendo este medio de comunicación para que la hermandad transmita su mensaje a todas las personas de Tomelloso:

Por segundo año consecutivo hemos tenido que suspender nuestra romería. El año pasado nos pilló en el momento más dramático, ya que Tomelloso en aquellos momentos estaba entre las ciudades más castigadas por el virus. Este año la situación es –afortunadamente- menos dura, pero la pandemia sigue muy presente, y en un ejercicio de responsabilidad, creemos que no se debe celebrar la romería tradicional, porque creemos que el bien común debe prevalecer sobre cualquier otro argumento.



Debido a ello, y en coordinación con las autoridades vamos a llevar a cabo una serie de actos religiosos en la ermita a puerta cerrada, que serán retransmitidos en directo a través de los canales de Facebook y Youtube, que son nuestros medios de difusión en las redes sociales con el fin de llegar a todos los hogares. Llevo toda la semana diciendo y repitiendo que la epidemia no debe estar reñida con la fe y la devoción hacia nuestra patrona.

Desde el domingo pasado la gente está haciendo un ejercicio de responsabilidad y de fe, viniendo en pequeños grupos y con todas las medidas de seguridad a visitar a la Virgen y rendirle su devoción, pues es en este momento cuando todas las personas de fe deben demostrar su compromiso con la sociedad, y la mayoría de ellos comentan: “Vengo ahora a visitar a la Virgen, pero el día de la romería nos debemos quedar en casa”. No debemos olvidar que la romería es un acto de reverencia a la Virgen de las Viñas, es ante todo un acto de fe, donde lo espiritual debe primar sobre lo festivo. La romería en honor de la Virgen de las Viñas es una celebración antes que una fiesta, y estaría muy bien que todos nuestros queridos paisanos supieran diferenciar los dos conceptos, por eso pedimos responsabilidad, para poder acabar lo antes posible con la pandemia y que el próximo año podamos celebrar por fin nuestra romería al completo, y con la alegría festiva de haber acabado ya con la pesadilla.



Este año nos toca celebrarlo en la intimidad de nuestras casas, pero en total comunión entre nosotros, viviéndolo desde dentro, desde el corazón, la espiritualidad y la fe, que es lo que nos une. Así que vamos a vivir la romería con el alma en Pinilla, y con la responsabilidad ciudadana que los tomelloseros siempre hemos sabido tener. Además este año nuestra devoción y nuestras oraciones deberíamos dedicarlas a todos los que ya no están con nosotros, y por ellos debemos demostrar nuestro sentido cívico y responsabilidad.

Celebremos nuestra romería con la misma fe de siempre, homenajeando a nuestra patrona con sentido común.



“¡¡VIVA LA VIRGEN DE LAS VIÑAS!!”



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre