El próximo martes 23 de marzo arranca el congreso OLD VINES en formato digital y abierto a todos aquellos interesados en conocer modelos de bodegas y vinos que basan su trabajo con viñedos viejos. Una filosofía que va más allá de la edad del viñedo, extendiéndose al valor histórico, cultural y defensa del terruño. Se ha creado un grupo de trabajo que luchará por que los vinos elaborados a partir de viñas viejas se conviertan en una categoría de vino global y con ello, ayude a su valorización y la conservación de un patrimonio vitivinícola único.

CATEGORIZACIÓN Y VALORIZACIÓN DE LOS VINOS DE VIÑA VIEJA

Un viñedo viejo multiplica los costes de elaboración y de mano de obra, algo positivo para fijar población en el mundo rural. Reduce drásticamente la producción y con ello aporta un valor único. Son viñas que se plantaron a mano y se injertaron a partir de la selección que hacía el viticultor de las mejores cepas del lugar. Esto es, respetaban el terroir y plantaban aquellas variedades perfectamente aclimatadas y adaptadas al terreno, algo que está lejos de la homogeneización que llega desde los invernaderos. Además, mucha de esa viña vieja está plantada en pie franco, pre y post filoxérico con un denominador común, un tipo de suelo que protege de la plaga, incidiendo más aún en la importancia del terruño.



VERUM, MODELO EN ESPAÑA DE APUESTA POR LO AUTÓCTONO

La variedad Airén es probablemente la peor tratada en la historia de la vitivinicultura, pero eso no ha frenado a la familia López Montero, propietaria de Bodegas Verum en su apuesta por lo autóctono y que cuenta con una buena extensión de viñedo viejo de la variedad Airén y Cencibel, así como la recuperación de variedades autóctonas como la Tinto Velasco, Albillo o Moravia Agria.

Ha trabajado durante años para encontrar un perfil que defina la variedad Airén y lo ha conseguido aunando la crítica entorno al vino Las Tinadas Airén de Pie franco con expresiones como «emocionante» (Luis Gutierrez para Robert Parker) o «el mejor airén que he probado nunca».



No sólo ha trabajado con viña vieja, también ha recuperado para el vino tinajas de barro centenarias de 4.500 litros donde tiene una crianza con lías.

FUTURO PONIENDO EN VALOR EL PASADO

Verum se suma al proyecto OLD VINES que tiene como objetivo la salvaguarda de las viñas viejas con gran valor cualitativo, cultural y enológico. La valorización de los vinos elaborados a partir de «viña vieja» creando una categoría global que sea reconocible en todos los estamentos de la industria y con ello, el consumidor ponga en valor este patrimonio singular.



Puedes registrarte y participar en la conferencia OLD VINES haciendo clic aquí.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre