El presidente de Caja Rural Castilla-La Mancha, Javier López, entregó a Cipriano “El Amigo de los Pobres” una partida de 200 kilos de alimentos no perecederos y 200 litros de aceite de oliva virgen extra para ayudar a las personas más necesitadas.



Esta donación se enmarca dentro de la Campaña Solidaria Navideña de la Fundación Caja Rural Castilla-La Mancha, consistente en una ayuda económica por provincia a diversas entidades del ámbito de actuación de la entidad financiera que trabajan con colectivos desfavorecidos.

En el caso de Cipriano, director de la ONG “Socorro de los Pobres”, y de una manera especial, dicha ayuda consiste en alimentos aportados por los trabajadores del Grupo Económico Caja Rural Castilla-La Mancha y sus hijos en la visita que realizaron al Belén de la entidad la semana pasada.



La entrega también incluye una partida de aceite de oliva virgen extra, en distintos formatos de envase, que cada año la Caja le hace llegar en colaboración con la comercializadora Oleotoledo, relacionada con esta entidad.

Estos alimentos estarán en la próxima entrega que realizará Cipriano a personas necesitadas de Toledo, el próximo 19 de enero a partir de las 17:00 horas en su sede de la Bajada de San Martín de la ciudad.

Ese día se repartirán unos 38.000 kilos de alimentos como leche, dulces y fiambre.

Homenaje a Cipriano



Según Javier López, “esta entrega es un homenaje a nuestro héroe Cipriano y sus colaboradores, así como un gesto de la plantilla de Caja Rural Castilla-La Mancha con las personas más necesitadas”.

López reconoció que el hecho de que haya familias que no tienen para comer “es una de las grandes tristezas de este momento”, por lo que deseó “que año tras año haya más igualdad y bienestar social para todas las familias”.



“Caja Rural Castilla-La Mancha siempre estará dispuesta a ayudar y a colaborar y todo lo que esté en su mano para mejorar la situación de estas personas”, aseguró.

Por su parte, Cipriano expresó su agradecimiento a Caja Rural Castilla-La Mancha “día a día del año, porque se porta con los pobres como las mil maravillas”.



Según dijo, se trata de “gente maravillosa que de vez en cuando me preguntan cómo llevo las cosas y cuando lo necesito me ayudan”.

“No tengo palabras para agradecer lo que están haciendo estos señores por los pobres”, manifestó.

“Yo nunca tuve un juguete y ahora doy 5.000 juguetes”, añadió Cipriano, quien indicó que son cerca de 5.00o las familias beneficiadas con cada entrega de su ONG.

El responsable de “Socorro de los Pobres” confió en que la situación económica cambie “para que la gente trabaje, sobre todo la gente joven, ya que hay casas donde son seis y no trabaja ninguno, o solamente la mamá, y eso no puede ser”, concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here