spot_imgspot_imgspot_img
Tanatorio Virgen de las Viñas
spot_imgspot_img

Etiqueta: taximetro

Saquitos de tierra, por Pedro Muñoz Plaza

Se sentía como Paco Martinez Soria en "La ciudad no es para mí": solo, descolocado, extraño... Por suerte, solo se quedaría tres días. Pasó a una de las pensiones que abundaban en la zona y allí encontró habitación. Fue al tomarle la filiación, al ver su procedencia, cuando el dueño le dijo que por sistema no admitía inquilinos de su pueblo.

El trabajo dignifica, por Pedro Muñoz Plaza

El trabajo dignifica. Debe ser por eso por lo que algunos se empeñan en que lo hagamos gratis. Debe ser que cobrar un salario digno por nuestro trabajo no dignifica

Sombras por todas partes (II), por Pedro Muñoz Plaza

Un bebé llora tras la ventana. La casa está vacía desde hace años, pero acaba de oír el llanto de un bebé. El sonido viene del que un día fue dormitorio de sus suegros.

Sombras por todas partes (1), por Pedro Muñoz Plaza

Hoy, por fin, ha puesto un pié en la calle. Después de treinta y cinco días, ha abierto la puerta y se ha puesto a caminar. No va a ninguna parte, solo camina

Reflexiones de un culo a un sofá pegado, por Pedro Muñoz Plaza

Directores generales, secretarios o ex secretarios de estado (o de otros menesteres), ministros, diputados, redactores jefe, consejeros delegados, periodistas afines y críticos, políticos de todos los colores y cargos, sesudos tertulianos...

Todo cabía en sus bolsillos, por Pedro Muñoz Plaza

En otro tiempo, cuando era más joven, se arreglaba sin nada; todo cabía en los bolsillos de sus pantalones, incluso sus manos.

Reproches, reproches, reproches, por Pedro Muñoz Plaza

Todos nos aferramos a las esperanzas que nos dan, oímos lo que queremos oír

Dos abriles de taxi, por Pedro Muñoz Plaza

Han sido dos años intensos, de lucha, de sinsabores y alegrías, de aprendizaje lleno de entusiasmo y de frustración por las cosas que no han sido como esperábamos. Pero sobre todo han sido dos años apasionantes

Poderoso caballero es don Dinero, por Pedro Muñoz Plaza

Le da la risa nerviosa cada vez que le hablan de los chinos, de la globalización, de que tenemos que cambiar el chip si queremos ser alguien en un mundo cada vez más competitivo, más globalizado. Una risa extraña, en la que se le tuerce el gesto y un tic le sube al ojo izquierdo

De la zaranda al paro, del paro a…, por Pedro Muñoz Plaza

Julián comenzó en la zaranda cuando solo contaba con doce años, en enero cumple cincuenta y seis. Nunca antes había estado parado. En los últimos cuatro años a trabajado diez meses salteados en periodos que van de quince días hasta un máximo de mes y medio. Desde agosto nada.