Noticias: luna de agosto

Parece que deseabas que escribiera para ti, por Miguel Ángel Bernao

Parece que deseabas que escribiera para ti, sentí tu aliento en el zaguán austero de mi desvelo

¡Llegarán!, por Miguel Ángel Bernao

Veremos el engendro de las oscuras noches caer en la sombra de nuestros altos cipreses, a media tarde, entre el regocijo del crepúsculo, y pálidos, acaso estupefactos y llenos de umbría descenderemos al abismo de nuestros silencios. Supuesto el mundo existe, tal vez las tardes obtengan la pureza del ocaso alegre y la serenidad portentosa de las calmadas emociones y, veremos agitarse las sombras llevándose las hojas impávidas de los otoños tristes. ¡Llegarán! ¡Sé que llegarán!, atenuando el miedo en la caterva inmunda de mi atrevimiento, ante el duelo que sufre maldiciendo entre los cielos el caudal insufrible de mi extasiado sentimiento. Es el azar de la noche lo que me aterra, por...

Quizá tendremos que llorar los momentos, por Miguel Ángel Bernao

Quizá tendremos que llorar los momentos olvidados aunque el corazón detenga su latido y el silencio hable,

Tenerte, por Miguel Ángel Bernao

Tenerte apresada en este presente, ignorando la bella sutileza de tu vuelo,

Habla el corazón y tú te alejas, por Miguel Ángel Bernao

Me embauca el rumor de tu silencio, y aunque, tu sombra de lejos se engrandece,

¿Dónde está el tiempo que me permite amarte? pror Miguel Ángel Bernao

Antes de la hora, pensé en ti, me abandoné a la tristeza más sombría,

Mis mejores versos, por Miguel Ángel Bernao

Pensé que hoy sabría escribirte mis mejores versos,

Amantes seducidos, por Miguel Ángel Bernao

Nos gusta desaprovechar la oportunidad que tenemos de amar, para no engañar a la verdad de nuestra mentira hipócrita, ni tan siquiera pretender recordar ni olvidar

Creando la esencia del arte, por Miguel Ángel Bernao

El que crea, no desea que sus ideas soslayen el anguloso contorno del olvido

Poesía Visual (5): Ha muerto el dinero, por Miguel Ángel Bernao

«El dinero y su propia tumba. ¿Es la solución a todos nuestros males?»