Noticias: fe

Razón y Corazón, por Inés M. Losa Lara

Uno de mis grandes defectos es no saber decir las cosas, de pequeña porque era tímida, de mayor por miedo a no encontrar las que justamente lleguen al otro sin dañarle ¡Más vale una colorá que ciento amarilla!, pues yo, cienes y cienes de veces amarilla y por lo siglos de los siglos….