Noticias: divagando entre líneas

En el año nuevo, por Divagando entre líneas

Pequeños seres llenos de esperanza, llenos de la esperanza de que el uno de enero de repente cambie todo. Todos llenos de energía y con una lista de buenos propósitos para el resto de año. Energía y propósitos que se esfuman antes de que llegue el fin de mes. ¿A quién pretendemos engañar? ¿Al resto o a nosotros mismos? —Espero que tus propósitos y deseos se cumplan este año nuevo. Pues no. No os engañéis yo tengo un propósito y un deseo nuevo cada día. Yo esperó que no paréis de desear, desear más y más , proponeos mil cosas que después no cumpláis...

“Si tú me dices ven no dejo nada, pero te acompaño”, por Cristina Fernández

"—Si tú me dices ven no dejo nada, pero te acompaño. Mírame llevo contigo más tiempo del que puedes recordar. Sé exactamente lo que necesitas para ser feliz. Quizás te falle más veces de las necesarias, pero te quiero ¿sabes? Me gusta como eres cuando de verdad estás. Otra vez tienes esa mirada que no necesita de palabras. Otra vez tu alrededor tiene color. Otra vez vuelves a ser tú. Llenas de magia el lugar. Esto hace que yo vuelva y me enamore de tu sonrisa, una vez y otra y otra... No necesitamos a nadie más, solo tú y yo. Verás cómo vuelves a comerte el...

Lo admito, por Cristina Fernández Muñoz

Me gusta pasear sola por la noche, y perderme con alguien por las calles, madrugar sabiendo que un día entero me espera, y  dormir hasta la tarde. Sigo pensando que toda acción tiene consecuencias, y aun así actúo sin pensar. Me gusta hablar, y pocas veces hablo de mí, pocas veces hablo. Me sigue haciendo ilusión comprar los materiales nuevos para pintar, pero siempre uso los viejos. Me encanta el olor del papel recién fotocopiado, y de un libro viejo, el olor a tierra mojada y el olor del sol en el asfalto. Seguramente quiera más que muchos y lo demuestre menos que cualquiera. Odio...

¿Vosotros donde vais? , por Cristina Fernández

¿Vosotros donde vais? Cuando en un estúpido segundo el nudo se os pone en la garganta y no lo podéis controlar. Un nudo lleno de pensamientos de palabras que sale por menos de nada. Cuando vais andando por una calle repleta de gente que ni si quiera os mira y no podéis hacer que las lágrimas paren de caer. Cuando no tenéis donde ir. Cuando parece que todo lo hacéis mal la y cagais. ¿donde vais? Cuando no queréis que nadie os vea. Cuando estáis obligados a ser sociales aunque no encontráis las ganas. Cuando lo que menos queréis es fingir. Cuando habeis pasado un mal día pero no...

“Vivir es fácil con los ojos cerrados”, por Cristina Fernández Muñoz

Sería muy pesimista empezar diciendo que soy un desastre en todo lo atañado con vivir. Soy amiga de varios artistas que nunca son los últimos en caer, pero si los primeros en levantarse, hija de una luchadora, de un hombre que haría cualquier cosa por mí y hermana de un sol. Soy una sonrisa y una lágrima fácil, más alma que cuerpo y menos realidad que sueños. Contradictoria hasta los huesos pero con algunas ideas fijas. Soy un caos, y el caos es aquello que te hace diferente, eso que la gente no comprende de ti y que quiere que cambies, pero tu...

Nos estamos aguantando la mirada sólo por el mero hecho de no saber qué decir, por Sandra Ruiz

Esa sensación de nudo en la garganta, corazón y ojos, porque no sabes que nudo se romperá primero. Sabemos que está todo hablado, que esto se acaba aquí, pero como podemos ser tan masoquistas, de querer alargar los minutos del último adiós. Sólo por querer rascar los últimos instantes que te tendré a mi lado... Pero entonces todo rompe, tú te giras y te marchas y yo... Y yo me quedo hecha pedazos en ese mismo sitio, en ese sitio al que no podré volver.

No sé decirlo con palabras…, por Gemma olmedo Lara

No sé decirlo con palabras... A veces quiero decirlo y no sé como Otras veces voy a decirlo y se me quiebra la voz. A veces le digo que toque música y cante pues así ella no me mira, y yo aprovecho para mirarla con todo mi sentimiento de rendición Este es un momento donde no hay defensas. No hay tiempo. No hay lugar. Solo hay un ella y un yo. Otras veces la cojo desprevenida cuando el sueño la dejado vencida y aprovecho para sonreírla y acariciar su pelo y besar sus labios. Me encanta su manera de improvisar. Me encanta su manera de tiritar. Me encanta su manera...

Colorín colorado…, por Cristina Fernández Muñoz

Nunca he tenido pinta de ser la típica princesa de cuento. Nunca he aspirado a convertirme en una pierde zapatos, ni he pensado en dormir cien años, y aunque nunca he creído apropiado entregar mi voz a nadie, he regalado todas mis palabras. Tampoco he aspirado a ser algo más que la anti heroína de mi propia historia. Confieso que nunca pensé estar aquí. Siempre he esperado que llegara mi hada madrina con un par de converse desgastadas. Puede que por eso no sea la persona ideal. La que haga de tu vida un cuento donde al final se coman perdices. Solo puedo decirte cada...

A veces veo que todo está en contra, por Sandra Ruiz

A veces veo que todo está en contra. Que nos cansamos de nosotras mismas y que no tenemos solución. Que no, que es imposible de que salga bien. Que es más sencillo acabar, coger nuestros caminos por separado. No nacimos la una para la otra. Lo nuestro no saldrá bien. Pero, seguidamente, me sonríes y ahí se destruyen los miles de pensamientos negativos. Me abrazas, y consigo entender que es olvidarse del mundo, porque seguramente si cayeran mil bombas encima de nuestras cabezas, no sentiría miedo, porque lo que quiero, es lo que me está rodeando con los brazos y, si encima me besas, puede chocarse...

¡Báilame el agua!, por Gemma Olmedo Lara

Tú, qué me dices que eres así, que no te gusta la poesía, que yo soy demasiado rara y que no me entiendes ni entiendes esas cosas tan anómalas de las que te hablo o las que siempre leo a todas horas... Tú, qué dices que es mejor lo planeado y la puntualidad y yo que siempre apuesto por lo improvisado que casi siempre llego tarde.... Tú, qué dices que mejor aprovechamos los fines de semana y yo que prefiero que duermas conmigo cualquier día de diario, o todos si hace falta. Tú, que odias las notitas, o los mensajes escritos en...