Noticias: divagando entre líneas

Hay que creer en uno mismo, por Cristina Fernández

Siempre nos estamos preocupando por como son los demás, y por lo que los demás piensen de nosotros... Bien. Yo… No creo en “la que está cayendo”. No creo en Gandía Shore. No creo en San Valentín. No creo en lo políticamente correcto ni en el orden lógico de las cosas. No creo en que los hombres deben depilarse. No creo en que las mujeres que se maquillan están más guapas. No creo en la carne muy hecha. No creo en los que miran el móvil en el cine sin que les suene. No creo en ninguna de las 50 sombras de Grey, ni en los tres metros sobre el...

Bailar, por Cristina Fernández

Soy de las que siempre dicen que no bailan, de las que se quedan en la barra escuchando la letra de las canciones. Pero tú... Creo que contigo saldría a la pista, bailaría el twist o alguna lenta.. Te pisaría mil veces, solo por volver a empezar. ¡Veras como al final te sale! Veras como al final... algo sale. En realidad, los personajes que nos sentamos en la barra nos sabemos las canciones de memoria, nuestra atención no está exactamente en el ellas, ¿sabes? Cuando por fin suena la única canción que sé bailar te he visto venir y reír, y no sé si he sonreído por tenerte cada vez más cerca...

Cada vez importan más menos cosas, por Alicia Rubio

Ya ves, el mundo es un pañuelo, y no hay nada que se quede en el tintero. Cada vez duele menos cada mentira. Cada vez duran menos los momentos de querer más. Cada vez tengo menos ganas. Ganas de demostrar, de hacer, de retener, de estar, de pelear, de seguir, de dar de recordar , ganas de ti. Cada vez que algo nuevo aparece es simplemente otra cosa más que sumar a tu círculo de escusas mentiras e historias que ni tú te crees. Cada vez recuerdo menos porque me encantabas tanto Ahora ya me veo, ahora ya no quiero que me duelas más, ahora ya...

Hoy nuevamente te soñé, por Jessica Lara huertas

Hoy nuevamente te soñé, me desperté justo en el momento en el momento en que te soñé, durante unos segundos me pregunté por qué me desperté y por qué te has ido... Siento que la vida me ha cambiado, he perdido tantas cosas, tanta sensibilidad. Me parece tan extraño que en la distancia sigues haciendo daño, para mí no es nada fácil enfrentarme a la realidad. Siento que extrañarte se ha llevado tantas realidades de mi lado, quizás algún día nos volvamos a encontrar pero los años nos irán haciendo más extraños. ¡Se está volviendo loca la razón!

Me perdono, por Cristina Fernández Muñoz

De oca a oca y tiro porque me toca. Y si siempre sale el mismo número nunca avanzas. Otra vez estaba hablando sola: ¿Te duele? Si, ¿pero es grave? No, ¡Ah! ¿Entonces solo necesitas tiempo no? No vemos el mundo tal como es, vemos el mundo tal como somos.. Hay que dejar de terminar y volver, volver a ser tú, no soy psicóloga, de echo estoy segura que necesito alguno. Pero al final no era tan difícil, no es tan difícil aceptarse… no es tan complicado quererte. Es demasiado sencillo mirar a tu alrededor, tanto que lo pasamos por alto. Esta es la historia de como...

Quiero seguir escribiendo esta historia, por Jessica Lara

Un para siempre no siempre es eterno, ni la eternidad dura siempre. Que a veces decimos para siempre y a veces ese siempre dura días, semanas o meses. Que cuando me abrazas siento la eternidad en mi alma pero solo dura unos segundos. Que no sé cuánto durará, pero lo que sí sé es que por ahora quiero seguir escribiendo esta historia, no puedo prometerte quedarme siempre, pero lo que sí puedo prometer que intentaré que después de cada despedida en tan solo unos segundos nos parezcan años y que así cada reencuentro sea único....

Libertad, por Cristina Fernández

Vivimos para encontrarla y cuando la tenemos no sabemos qué hacer con ella. Vivimos en una sociedad donde para unos hay demasiada libertad y para otros muy poca. Aquel día por fin, ella se dio cuenta de que al miedo había que tirarlo por las escaleras, y que ahora tenía ganas de subir todos los escalones hasta el final. Sonreía, sonreía por que se sentía feliz, libre por fin. Hizo un pacto con ella misma y se prometió no volver a dejar de amarse nunca. Este pulso se lo había ganado ella a su falso reflejo. Había sido capaz de crear solo con creer,...

Has vuelto a apostar, por Cristina Fernández Muñoz

Mírate, ya has vuelto a hacerlo. Has vuelto a apostar. No a apostar dinero, no, tú no apuestas lo que no tienes, ni lo que no valoras. Lo que apuestas es tu estabilidad, tus tranquilidad, tu caos, tu desastre, tú locura, tu sonrisa,  como una adicta que contempla temblorosa la siguiente raya, sonriendo en su histeria, jurándose a sí misma que nunca más.... Bueno y si gano, ¿me sonríes? Tu sonrisa me hace sonreír, que comience el juego. Has vuelto a llamar a su puerta. Has vuelto a dejar que te vean. ¿Lo has hecho por qué quieres sentirte viva..?¿Por qué quieres volver a escribir.? ¿Lo...

“Tenemos que intentarlo”, por Sandra Ruiz

Había sido un gran día. Un día de risas, de charlas interminables, de paseos cogidas de la mano y miradas con química, una química que ya le gustaría al mundo entero sentir alguna vez. Al final de ese día, allí estábamos, la una frente la otra, sin querer decir ni una palabra más porque sabíamos que si hablábamos sería para despedirnos. Y no sería una despedida común, sino que sería "la despedida". Sabíamos que era nuestro último día juntas y que, en ese momento, se creaban mil pensamientos en mi cabeza... Tenía que haberte besado más, tenía que haberte abrazado más,...

El mañana de ayer, por Cristina Fernández Muñoz

Muchas personas seguidamente cuestionamos la vida su origen y cómo vivir la misma. Considero importante el conocer de dónde vengo y el gran porqué pero querer saber qué pasó hace muchísimos años es suponer cosas que ya, ¿qué importan? Muy continuamente es importante hasta interesante mirar atrás, en mi concepto ello igual que la vida misma dependen de la manera propia en que se mire y si miramos hacia atrás que sea para recordar y apreciar todo lo que hemos tenido que pasar para estar donde estamos. Por razones ilógicas que personalmente no comprendo y nadie ha sabido hacerme entender, hasta...