Noticias: cepeda

Esos desconocidos

Por ejemplo, me llamo Rosa y mi hijo Pedro; al igual que podíamos llamarnos Ana, Beatriz, María, Carmen, Raúl, Ignacio, Juan, Vicente, procedemos de un lugar cualquiera.