Salones Epilogo

▶️▶️ síguenos en Telegram ◀️◀️

Son muchas las construcciones antiguas, sobre todo las situadas en los términos agrícolas, las que cuentan con cristales rotos en los muros que, conforman el perímetro exterior, como medida disuasoria, para, posibles hurtos de los amigos de lo ajeno.

Antes, no existían tantas alarmas, y dado la lejanía de los lugares de trabajo con las ciudades, estas se hacían necesarias y proliferaban en todas las tapias, que se terminaban con trozos de cualquier tipo de vidrio, hecho pedazos, en su parte superior, hacían ganar confianza a los propietarios en los momentos que no se estaba en la faena, y así podían dejar sus herramientas y demás enseres con algo más de tranquilidad.


DO La Mancha – INLINE

Ahora, muros mucho más altos, y los diferentes sistemas de alarma, han hecho, que ya no se utilice este método, pues además de estar prohibido en la mayoría de municipios, han causado muchos cortes en su levantamiento, y en los propios dueños en algún exceso de confianza.

▶️▶️ síguenos en Telegram ◀️◀️

EUROCAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here