Nunca me había imaginado que el olor a lluvia, o tierra mojada, tenía un nombre concreto hasta que, preparando la foto de esta semana, he topado con un tweet de la RAE en el que confirma PETRICOR como voz específica, si bien, en su diccionario online, aún no aparece reflejado el término.

Estos últimos días, en los que el calendario marca el final del mes de abril, son muchas las jornadas de lluvias y tormentas intermitentes por nuestro entorno, que están provocando ese agradable olor a petricor.

No se puede percibir en sus pantallas, (dicen que en un futuro), al ver la imagen que acompaña este texto, el placentero olor que producía el campo justo en este momento, en que, empezaba a chispear, pero creo que se lo pueden imaginar, la naturaleza se encuentra en todo su esplendor, es maravilloso pasear por los campos de nuestro alrededor en los que la cebada crece imparable, las viñas empiezan a brotar, y las amapolas silvestres y otras flores se abren paso en cualquier recoveco.

Y como hemos dicho durante todo este artículo, hemos descubierto una nueva definición con esta fotografía, petricor, pero, ¿Qué quieren que les diga?, seguiré diciendo olor a lluvia, o a tierra mojada, porque parece que suena mucho mejor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here