Tomelloso y sus alrededores, están rodeados, en un amplio porcentaje, por un amplio viñedo que abarca diferentes términos, aunque hay excepciones y, en algunas salidas, y a una poca distancia, el paisaje cambia considerablemente.

Es el caso de la carretera CM-3109 que va dirección a La Solana, al principio, sí que existen las típicas extensiones de viñas, tanto en espaldera como en vaso, que justo, a la altura de la finca de Las Pachecas, dejan paso a las perennes y longevas carrascas, que se hacen las protagonistas, a ambos lados de la carretera durante unos kilómetros. Destacan por su inmensidad y frondosidad, en la que es fácil escuchar el trinar de los pájaros que habitan en ellas.



Esta zona invita, y mucho, a ser caminada con tranquilidad, disfrutando de la belleza que nos brinda la naturaleza, un remanso de paz para olvidar los problemas y el estrés del día a día.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre