Aún en las noches más oscuras del final del invierno, Tomelloso tiene luz, y esa luz, acompaña, y señala nuestros puntos de interés para que resalten, a ojos de nuestros paisanos y visitantes, entre todas las viviendas de nuestra ciudad.

Al caer la noche la Posada de los Portales, el Ayuntamiento, las chimeneas, la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, etc., se iluminan para seguir mostrándose. Y si a esto le añades una luna creciente que asoma por detrás de la iglesia, hace de esta, aún más visible.

El reloj y las campanas, se dejan ver ante los vecinos y curiosos con más fuerza. El tiempo se ha parado para hacer esta foto a las 19:55 del viernes 26 de febrero, justo 5 minutos antes de que picaran las campanas avisando de la hora en punto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here