Una tregua de dos horas aproximadamente, entre chaparrón y chaparrón, ha dejado esta imagen tan colorida y propia de la primavera en la que estamos. ¡Por fin!, está lloviendo estos días por casi toda la península.

Nuestros agricultores y ganaderos lo estaban deseando, el agua tan necesaria para revitalizar siembras, generar pastos para los animales, etc.



Ahora viene la otra parte, y como siempre, nunca llueve a gusto de todos, mirando el calendario, en escasos días comienza la Semana Santa y un periodo de vacaciones para una gran mayoría, y todos querrán disfrutar de las procesiones, de la playa o montaña, de los monumentos con sol y temperaturas agradables.

La semana que viene, saldremos de dudas.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre