La hora azul, es esa franja del día justo antes de la hora dorada* (por las mañanas) y a continuación de la hora dorada (en el caso de la puesta del sol). En ese momento el cielo pierde esos tonos amarillos y anaranjados y empiezan a aparecer los azules intensos. Por eso una de las características principales de la hora azul es que en el horizonte que vemos cuando el sol aparece o se pone, podemos empezar a vislumbrar una degradación del tono (de azul a naranja).

Esto ocurre, solo unos minutos al cabo del día, siempre y cuando el cielo no se encuentre cubierto por las nubes.



En esta fotografía, el centro neurálgico de nuestra ciudad en plena hora azul, y en el que se aprecia, por desgracia, el vacío que tenemos estos días debido a las diferentes medidas que se están tomando para doblegar la curva de contagios, y es que hay muchas ganas de que esto acabe, para llenar de alborozo y júbilo nuestras calles, mientras tanto, por enésima vez, mucha precaución.

*La hora dorada es ese instante, aproximadamente, justo antes de que salga el sol o justo antes de ponerse del todo.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre