Los días de confinamiento van pasando, y hay que pasar el tiempo en casa entreteniéndose de la mejor manera posible, según los hobbies de cada uno, y siempre y cuando puedan extrapolarse a las cuatro paredes que forman nuestras viviendas.

Mis fotografías, en su amplia mayoría, salvo raras excepciones, son en el exterior, campo, paisajes, detalles de «nuestro» Tomelloso, también me gusta disparar en conciertos, y de vez en cuando fotografía deportiva.



Pues bien, fruto de lo dicho al principio, y de como matar las horas, he pasado, media hora fotografiando esta fresa, que ha posado paciente, y sin rechistar, entre toma y toma, cero quejas, y eso que le he pedido un primer plano, capturas con luz natural, otras tantas con luz artificial, algunas más con gran angular, etc. Y todo eso, encima, por partida doble, dos cámaras, la del móvil, y la reflex.

Luego ha llegado el procesado que me ha hecho pasar la tarde hasta que, a las 20:00, he salido, un día más, a aplaudir por toda la gente que está trabajando para acabar con el dichoso bicho. Queda un dia menos.



¡Salud para tod@s!



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre